Publicado 25/08/2021 15:00CET

La consejera de Sanidad dice que la bajada de la curva de contagios se ralentiza y en algunos lugares crece

La consejera de Sanidad de Aragón, Sira Repollés, visita el centro de salud de Santa Isabel, en Zaragoza.
La consejera de Sanidad de Aragón, Sira Repollés, visita el centro de salud de Santa Isabel, en Zaragoza. - GOBIERNO DE ARAGÓN

ZARAGOZA, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, ha indicado que la bajada de la curva de contagios de coronavirus se está ralentizado en los últimos días en la comunidad autónoma e, incluso, en alguna localidad están creciendo los casos.

En declaraciones a los medios de comunicación, con motivo de su visita al centro de salud de Santa Isabel, en Zaragoza, ha reconocido que la situación "preocupa y mucho".

En concreto, ha apuntado que los 342 casos que se han notificado este miércoles, 25 de agosto, "suponen un repunte", algo que ha dicho que puede obedecer "a muchas circunstancias", para comentar que la semana pasada hubo un puente festivo y esto puede generar alguna "distorsión" en cuanto a la comunicación de los nuevos positivos.

Ha reconocido, no obstante, esa ralentización e incluso el "estancamiento" en la reducción de la onda epidémica, así como el "repunte" de positivos en algunas zonas, que ha achacado también a las agrupaciones sociales que se dan en las localidades en las fechas en las que se deberían celebrar las fiestas patronales, aunque éstas hayan sido suspendidas en todo Aragón hasta el 30 de septiembre.

Como ejemplo, ha dicho que en la ciudad de Huesca, cuyas fiestas se celebran habitualmente del 9 al 15 de agosto, aunque llevan dos años anuladas, "ha habido un repunte importante" de casos en los días posteriores a esa semana "y ahora están en ligero incremento", a pesar de la aplicación del toque de queda del 2 al 16 de agosto, que ha contribuido a disminuir "mucho" los contagios.

Por su parte, la ciudad de Jaca, que ha tenido vigente el toque de queda en las mismas fechas que Huesca, pasó de tener "muchos contagios" a un "descenso importante" por esta limitación de la movilidad nocturna y, puesto que allí no han tenido lugar las llamadas no fiestas, esa bajada "se mantiene", ha expuesto Repollés.

RELACIÓN DIRECTA

La consejera ha enfatizado: "Está clara la relación directa entre las agrupaciones sociales por las fechas de las teóricas fiestas y el repunte de casos". Asimismo, ha recordado que el próximo 2 de septiembre se reunirá el Consejo Local de Aragón ampliado para tratar sobre la celebración de las fiestas patronales en octubre, no solo las del Pilar de Zaragoza, sino de otras localidades que suman "un gran número de habitantes".

Repollés ha remarcado que se tomará la decisión según la situación epidemiológica que haya en ese momento y "entre todos", para adoptar las medidas más adecuadas en virtud de datos objetivos, de forma "consensuada" y basadas "en la evidencia científica", tomadas "con mucha precaución" e "intentando compensar lo que es la salud con economía".

Preguntada por cuando se podría producir una flexibilización de medidas en el conjunto de Aragón, ha comentado que se tienen en cuenta diferentes criterios, siendo lo que más preocupa la ocupación hospitalaria y, especialmente, de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

"La flexibilización vendrá por la disminución de la curva, cuantitativa y cualitativamente", ha señalado la consejera, para advertir de que en estos momentos hay transición comunitaria y es preciso "arbitrar medidas para evitarla".

También ha contado que la presión hospitalaria en planta en los últimos diez días "es aceptable", con una ocupación inferior al siete por ciento, y, en esta jornada, del cinco, mientras que en las UCI la situación "no es tan aceptable, pero sí somos moderadamente optimistas" ya que se ha pasado del 27 y 28 por ciento de ocupación la semana pasada al 25 actual, situándose en cifras absolutas por debajo de los 50 pacientes con la COVID-19 en UCI, en concreto, en la actualidad hay 47.

"La disminución de la ocupación de las UCI es mas lenta", pero "creo que sí hemos llegado al pico" ya que "no es previsible que se incremente el número de pacientes" en cuidados intensivos, ha apostillado Repollés.

RESIDENCIAS

La consejera ha precisado que se ha declarado un brote en la residencia de Malón, donde hay 13 casos, que ha hecho incrementar el número de positivos en la zona de salud de Tarazona. Sobre este tipo de establecimientos, ha observado que no ha dejado de haber brotes a lo largo de la pandemia y las infecciones en ellos "obedecen a las mismas circunstancias que olas anteriores".

Además, ha mencionado la existencia del escape vacunal, es decir, personas que a pesar de haber sido vacunadas no están totalmente inmunizadas ya que los mayores "tienen más posibilidades de reducir la inmunidad antes" y "esto favorece las infecciones".

No obstante, ha subrayado que la repercusión en mortalidad y hospitalizaciones de estos brotes en residencias "no es comparable a la que teníamos en otras fechas".

Contador