Actualizado 10/02/2011 15:16 CET

Consejera de Salud anuncia el cierre cautelar del asador de Marbella (Málaga) por insumisión clara a la Ley Antitabaco

SEVILLA, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

La consejera andaluza de Salud, María Jesús Montero, ha anunciado que su departamento va a proceder en la tarde de este mismo jueves al "cierre provisional y cautelar" del asador Guadalmina de Marbella (Málaga), en respuesta al "incumplimiento e insumisión clara y permanente" de este empresario contra la legislación vigente en materia antitabaco.

A preguntas de los periodistas en Sevilla tras presentar un proyecto de medicina personalizada contra el cáncer, Montero ha concretado que este cierre provisional tendrá una vigencia de dos meses, y que, en el caso de que no deponga su actitud, se le sancionará con 145.000 euros y se elevará el caso a los tribunales, con la consiguiente propuesta del departamento que dirige María Jesús Montero de que se siga con el cierre cautelar hasta que haya una resolución judicial.

En cualquier caso, la titular del ramo ha dejado claro que, si el dueño de este establecimiento depone su actitud en el transcurso de las próximas horas o próximos días, el cierre provisional se levantaría y podría seguir con su actividad comercial.

Ha aclarado que en ese plazo de dos meses el propietario podrá hacer todas alegaciones que estime oportunas y ha recordado que, pese a que todo ciudadano "puede opinar de las leyes", se está "obligado a cumplirlas".

Además, ha querido dejar claro que, en el caso de que este propietario se niegue al cierre voluntario de su establecimiento en la tarde de este jueves --siempre si "sigue en su actitud"--, Salud "se "auxiliará de las fuerzas de orden público, como suele ocurrir con cualquier cierre cautelar, y se procederá a precintar al local".

De igual modo, ha recordado que desde su departamento "se han seguido todos los pasos para intentar que el propietario acatase la ley, que habitualmente son 15 días", si bien ha puntualizado que "en el mismo día ayer, cuando le comunicamos de la posibilidad de emprender acciones contra su local, el propietario manifestó de forma clara que no iba a atender a los requerimientos de la autoridad sanitaria, por lo que entendemos que no hay más plazo que esperar".

Igualmente, ha advertido que la actitud de este propietario estaba "perjudicando" a otros negocios del ramo cercano a su asador. "Otros locales ya nos habían manifestado que se sentían perjudicados por este asador, que no cumple las leyes, hace un llamamiento a la insumisión y hace ostentación de que su actitud beneficia a sus intereses económicos, en detrimento de otros locales que sí cumplen la ley", ha zanjado.