Consejera gallega reafirma que Galicia "no está privatizando nada" mientras el copago está en la "mesa" de Zapatero

Actualizado 27/04/2011 17:36:02 CET
- CONCHI PAZ

La oposición acusa a Sanidad de poner en "peligro" la sostenibilidad del sistema sanitario gallego y su servicio público

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Sanidad, Pilar Farjas, se ha reafirmado este miércoles en que "aquí, no se está privatizando nada" en el ámbito de la prestación sanitaria gallega, mientras que advirtió de que el copago "está en la mesa de Salgado (ministra de Economía) y de Zapatero (presidente del Gobierno)".

Visión distinta, la mostrada por los grupos de la oposición en la sesión de control al Gobierno durante el debate de sendas interpelaciones formuladas por la socialista Carmen Acuña y la nacionalista Ana Luísa Bouza. Ambas llamaron la atención a la consejera porque el actual Ejecutivo gallego, a su juicio, está poniendo "en peligro" la sostenibilidad del sistema sanitario gallego y su servicio público.

Socialistas y nacionalistas se refirieron, en este sentido, a la utilización de la fórmula de pago aplazada para la construcción de centros de salud y hospitales, algo que, según ha recalcado Farjas, se corresponde con el mismo método empleado por el Gobierno central para ejecutar infraestructuras "de poco uso muchas veces", en referencia --principalmente-- al Ministerio de Fomento.

Pilar Farjas ratificó que en esta legislatura se construirán 18 nuevos centros de salud por la fórmula del pago aplazado, más otros tres con fondos propios, mientras que BNG y PSdeG se preguntaron "dónde" está el compromiso de crear 63 instalaciones de este tipo, como dijo --recordaron-- la propia consejera a principios del mandato.

La parlamentaria del PSdeG Carme Acuña alertó de que "ya hay una casilla para el copago" y preguntó si los gallegos tendrán que ir "con la fiambrera" a los hospitales y con una "póliza de seguro complementaria" para tener cobertura de algunos servicios.

Por su parte, la nacionalista Ana Luísa Bouza puso de relieve que "hoy se están poniendo en peligro" los derechos que confiere la Ley general de Sanidad --que cumplió este lunes 25 años-- y aclaró que una sanidad pública es la que "planifica, controla y gestiona" los servicios, no sólo lo es --ha agregado-- "por estar pagada por dinero público".

"SUPRESIÓN, SUSPENSIÓN, RECORTES Y DEUDA"

"Supresión, suspensión, recortes, deuda y copago tienen nombres y apellidos", espetó la consejera hacia las bancadas de la oposición, para atribuir todos esos conceptos al Gobierno que dirige José Luis Rodríguez Zapatero.

Los explicó diciendo que supresión es lo que el Ejecutivo central ha hecho con el fondo de cooperación territorial; suspensión es su acción ante la Ley de racionalización del gasto farmacéutico; los recortes, los de la financiación autonómica; deuda, lo que obliga a Galicia a devolver por su "mala planificación" 2.600 millones de euros y copago el de "Ocaña (secretario de Estado de Hacienda)".

"Aquí no se va a privatizar nada", ha aseverado Pilar Farjas, quien afirmó que el pago aplazado para la construcción de infraestructuras sanitarias está acorde con la Ley de Economía Sostenible del Estado central.

RECETA ELECTRÓNICA

Por otro lado, en la interpelación referida a los equipamientos tecnológicos para nuevas pruebas diagnósticas formulada por Bouza, la consejera también confirmó que este año "todos los profesionales tendrán acceso a la historia clínica electrónica" y e-receta, un dato que fue significado por el popular Miguel Santalices.

Además, Farjas ha asegurado se pusieron en marcha planes de dotación tecnológica y formación par que en todos los centros de salud se puedan realizar técnicas de cirugía menor, teledermatología, citologías preventivas de colon de útero, esprimetrías, doppler y monitarización de presión arterial.

Sin embargo, los grupos de la oposición dudaron del compromiso con la atención primaria, puesto que el presupuesto se redujo "el doble" que en atención especializada, en palabras de la diputada del BNG.