Congreso y Senado constituyen una alianza parlamentaria para lograr una alimentación de calidad y sostenible

Alianza contra el hambre en el Congreso
ROSA ROMERO/TWITTER
Publicado 18/09/2018 16:36:42CET

Pastor y García Escudero destacan la responsabilidad de los parlamentarios para liderar e impulsar estas iniciativas

MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

Congreso y Senado han constituido este martes la Alianza Parlamentaria Española a favor del derecho a la alimentación, un acuerdo entre los diferentes partidos presentes en ambas Cámaras --y que ya existe en otros países-- que tiene como objetivo garantizar en el país el acceso físico y económico a una alimentación de calidad y sostenible.

El objetivo principal de este nuevo órgano, según indica el manifiesto firmado por todos los grupos, es conseguir el objetivo de 'Hambre 0' que se incluye en la Agenda 2030, eliminando en España el hambre y la malnutrición, eliminando el desperdicio de alimentos y desarrollando una agricultura sostenible.

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, y su homólogo del Senado, Pío García Escudero, han sido los encargados de presidir este acto de constitución en el que han destacado la responsabilidad que, a su juicio, tienen diputados y senadores, a la hora de "liderar" este tipo de iniciativas y de "impulsar" las políticas necesarias en esta materia. Para los principales representantes de ambas cámaras, este acuerdo "ejemplifica" lo "mucho que se puede conseguir cuando prima el diálogo y el consenso".

En el acto, también ha estado presente el representante en España de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Ignacio Trueba, quien ha apuntado que esta alianza parlamentaria también deberá prepararse para los próximos retos, como cuál será la situación del mundo en 2050, teniendo en cuenta la evolución del cambio climático y el crecimiento de la población.

AUMENTO DE PRECIOS DESDE EL CAMPO AL SUPERMERCADO

"En el último informe de la FAO nos hemos encontrado con una sorpresa desagradable: que 821 millones de personas pasan hambre, 41 millones más que hace tres años", ha señalado durante su intervención, para apuntar que en los dos últimos años se ha detectado un cambio de tendencia, a peor, en esta materia. "La principal causa de la muerte de niños menores de 5 años es la hambruna", ha añadido Trueba, quien ha considerado la desnutrición como "la epidemia del siglo XII" o "el mayor escándalo de nuestro tiempo".

En la misma línea se han expresado los portavoces de los grupos parlamentarios en este órgano. Por parte del PP, José Ignacio Llorens ha señalado que esta alianza nace de "una necesidad" ante la cual las Cortes españolas "no podrían permanecer insensibles".

También su homóloga del PSOE, Adriana Lastra, ha valorado el acuerdo al que han llegado los partidos en España. Junto a ella, la portavoz de Unidos Podemos en esta alianza, Rosana Pastor, han criticado la falta de garantías que existen para que toda persona pueda acceder "física y económica a una alimentación adecuada en calidad y cantidad".

En este sentido, Pastor ha criticado que los precios aumentan hasta un 1.000% en el supermercado, en relación a lo que se paga al agricultor, lo que dificulta el acceso de los ciudadanos a productos frescos. "En este país es más fácil acceder a una pizza precocinada que a una coliflor", ha denunciado.

"LA DIVERSIDAD ENRIQUECE"

Ante esta situación, el portavoz de Ciudadanos, Miguel Garaulet, ha hecho un llamamiento a sus colegas parlamentarios para "revertir" este problema y ha recordad que "la diversidad enriquece" este tipo de debates. Desde el PNV, su representante Iñigo Barandiarán, también ha llamado a superar diferencias para conseguir "un objetivo tan loable" como es terminar con el hambre.

Finalmente, el portavoz de ERC, Xavier Eritja, ha destacado la transversalidad de este tema y ha indicado que la diversidad de formaciones que participan en la alianza permitirá aplicar "una sensibilidad especial" en cada espacio en el que pueda trabajar; mientras que el portavoz de Compromís, Enric Bataller, ha insistido en que el objetivo es el acceso a los alimentos saludables y conseguir una alimentación más equilibrada de la población, así como "atender a los refugiados climáticos".