Publicado 28/12/2020 13:52CET

El Congreso rechaza adoptar medidas preventivas para "erradicar" la adicción al alcohol

Bebidas con alcohol en una tienda.
Bebidas con alcohol en una tienda. - JUNJIE XU - Archivo

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Mixta para el Estudio de los Problemas de las Adicciones del Congreso de los Diputados y el Senado ha rechazado este lunes, por 15 votos a favor y 20 en contra, una Proposición No de Ley (PNL) del Grupo Parlamentario VOX para adoptar medidas preventivas dirigidas a la "erradicación" de la adicción al alcohol.

"Se está produciendo un doble efecto en los jóvenes: normalización del consumo y adelantamiento de la edad inicial de consumo. Tenemos que partir de la prmiesa de que la primera norma básica debe ser la prohibición expresa de consumir alcohol, sobre todo en la adolescencia. La única conducta responsable es no beber alcohol o beber lo justo", ha justificado el diputado de VOX Tomás Fernández Ríos.

El parlamentario ha señalado que en "aquellas familias que ponen límite de hora de regreso a los menores, así como de manejo de dinero, la posibilidad de consumo disminuye considerablemente". "Tenemos que fomentar a los límites para proteger a nuestros jóvenes", ha argumentado al respecto.

Fernández Ríos ha apostado por "fomentar la imagen" de aquellos adultos y jóvenes que "optan por no consumir". "Tenemos una sociedad tolerante y permisiva con el consumo de alcohol. Es importante que reforcemos la figura de los que no consumen", ha añadido al respecto.

Así, VOX ha instado a adoptar "respuestas inmediatas" desde el sistema sanitario contra la adicción al alcohol, "formular estrategias y planes de acción a nivel nacional para dar una respuestas más rápida a estos problemas, así como designar un organismo que centralice a nivel nacional los diferentes planes".

Según Fernández Ríos, toda esta estrategia se sustentaría con "un registro de morbilidad y mortalidad de excesivo consumo de alcohol, controlar la producción y venta de alcohol ilegal" y una "vía penal" para aquellas conductas que "promuevan la adicción al alcoholismo". En último lugar, el diputado de VOX ha recordado que el año pasado más del 60 por ciento de los españoles mayores de 15 años bebió en los últimos 30 días.

APOYO A MEDIDAS CONTRA LOS HIPNOSEDANTES

Por otra parte, los diputados y senadores han apoyado por unanimidad una PNL del PP para elaborar un estudio de las consecuencias que la pandemia del COVID-19 está produciendo en el incremento del consumo de hipnosedantes. El senador 'popular' Francisco José Fernández Pérez ha recordado que, según datos de la encuesta EDADES 2015-16 del Ministerio de Sanidad, las drogas con mayor prevalencia de consumo en España (en los 12 meses previos a la encuesta) entre la población de 15 a 64 años, son legales: el alcohol (77,6%; 9,3% a diario) y el tabaco (40,2%; 30,8% a diario)seguidas por los hipnosedantes, con receta (12%; 6% a diario).

Fernández Pérez ha señalado que se trata de un consumo "oculto, no ligado al estigma, sino al desconocimiento y a la consideración de su consumo como 'normal'", especialmente en mujeres. En concreto, los hipnosedantes son el único consumo de drogas en el que la prevalencia en mujeres es mayor que en hombres, cerca del doble. Además, ha añadido que no existen campañas generalizadas de prevención y sensibilización, como sí ocurre con otras sustancias.

Según ha esgrimido, la declaración del Estado de Alarma ante la crisis sanitaria de COVID-19 y el confinamiento durante más de un mes en los domicilios, "podría considerarse un factor favorecedor para el consumo de estas sustancias". Por todo ello, ha propuesto elaborar un estudio exhaustivo de las consecuencias que la pandemia está produciendo en cuanto al incremento del consumo de hipnosedantes y realizar una campaña de información y sensibilización a la población alertando del riesgo del consumo abusivo de estas sustancias sin el preceptivo control y seguimiento médico y de sus posibles efectos a largo plazo.

APOYO A ESTUDIAR LOS RIESGOS DE LA PANDEMIA EN CONSUMIDORES DE DROGAS

Los parlamentarios han apoyado, con 29 votos a favor y seis en contra, una PNL del PSOE sobre los riesgos emergentes relacionados con la pandemia del COVID-19 para los consumidores de drogas. La diputada socialista Carmen Andrés Añón ha destacado que la pandemia de COVID-19 puede representar riesgos adicionales de contagio para los consumidores de drogas al compartir cigarros de cannabis, cigarrillos, aparatos de vapeo o inhalación y otros artículos para el consumo de drogas. Asimismo, ha argumentado que esta crisis suscita "serias dificultades" a la hora de garantizar la continuidad de los servicios que se prestan para aquellas personas que tienen problemas con las drogas.

En la PNL que ha defendido, se insta a garantizar la continuidad de los servicios sanitarios esenciales para los consumidores de drogas, asegurando que los servicios cuentan "con los recursos adecuados y que se establecen medidas de protección del personal". De la misma forma, apuesta por revisar la comunicación con los consumidores de drogas acerca de los riesgos que conlleva compartir drogas y material para su consumo para asegurarse de que se ajustan a las recomendaciones para la reducción del riesgo de exposición al COVID-19.

Junto a esto, el PSOE apuesta por revisar y adaptar, cuando sea necesario, las prácticas actuales para proporcionar equipos limpios de inyección y otro material para el consumo de drogas; así como promover las medidas de distanciamiento social para los consumidores de drogas y quienes trabajan con ellos.

La Comisión también ha respaldado otra PNL similar (con 22 votos a favor, uno en contra y doce abstenciones) para reforzar la prevención y atención a las adicciones durante la etapa de nueva normalidad. El parlamentario socialista Daniel Viondi ha detallado que los datos apuntan que se produjeron "algunos cambios" en los patrones de consumo de drogas durante las fases iniciales de la pandemia de COVID-19, principalmente por el confinamiento y distanciamiento social. Asimismo, ha insistido en que algunos comportamientos asociados con el consumo de drogas antes de la pandemia de COVID-19 ahora pueden considerarse de "alto riesgo" en términos de infección y "hay que combatirlos".

Contador