El Congreso pide al Gobierno la implantación de la receta electrónica para los beneficiarios de MUFACE

Actualizado 28/05/2013 18:54:15 CET
- EUROPA PRESS

MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

La Comisión de Hacienda y Administraciones Públicas del Congreso ha aprobado por unanimidad la proposición no de ley del PP por la que pide al Gobierno la implantación de la receta electrónica para los beneficiarios de MUFACE.

El objetivo de esta petición es la implantación de forma progresiva de la receta electrónica para todos los beneficiarios en el Régimen Especial de Seguridad Social gestionado por MUFACE, eliminando paulatinamente el uso del papel y potenciando la utilización, en la gestión de las prestaciones sociales y sanitarias, de la Administración Electrónica.

Según el portavoz adjunto en la Comisión de Hacienda del Grupo Popular en el Congreso, José Alberto Martín-Toledano, esta herramienta "es un paso fundamental para la implantación del modelo de la Administración del futuro".

En relación al procedimiento de su puesta en marcha, expone que será "progresivo" y que se financiará en parte "con los ahorros que el propio esquema de receta electrónica genere". Así, sostiene que no requerirá "importantes esfuerzos de inversión".

A su juicio, se trata "de una oportunidad para mejorar la calidad del sistema y la seguridad en la dispensación de los medicamentos", ya que se encarga de "eliminar cargas y trámites innecesarios que complican la prestación de los servicios, tanto para los funcionarios públicos, como la Administración y los ciudadanos".

Con su aplicación, la receta electrónica "permitirá optimizar los recursos generando importantes ahorros de coste", además de que "aumentará el control y la mejora de la gestión de la prestación farmacéutica, y ayudará al mantenimiento del medio ambiente reduciendo drásticamente el consumo de papel". Por ello, manifiesta que esta iniciativa "tiene importantes efectos positivos".

Por último, Martín-Toledano ha subrayado que esta medida está "en la línea de los convenios que se han establecido entre el Colegio Oficial de Farmacéuticos y MUFACE", organismo que presta servicios a más de un 1.500.000 funcionarios. Por ello, considera que éste "garantiza y gestiona sus prestaciones sanitarias, farmacéuticas y sociales".