El Congreso insta al Gobierno a mejorar la formación de sanitarios y profesores en el trastorno específico del lenguaje

Publicado 13/12/2018 17:04:20CET

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Comisión de Sanidad, Consumo y Bienestar Social del Congreso de los Diputados ha aprobado por unanimidad una enmienda presentada por el Grupo Parlamentario Socialista, como consecuencia de una proposición no de ley de Ciudadanos, por la que se insta al Gobierno a mejorar la detección y formación del profesorado en el trastorno específico del lenguaje (TEL).

Se trata de un problema que afecta al siete por ciento de la población infantil en España y que, tal y como han señalado el diputado de Ciudadanos, Diego Clemente, y la diputada de PSOE, Victoria Begoña Tundidor, si no es diagnosticado y tratado a tiempo provoca consecuencias "irreversibles" en la edad adulta.

"Es necesario una formación adecuada de profesores y profesionales sanitarios para que entre todos puedan detectar a tiempo estos trastornos", ha dicho Clemente. De hecho, en el texto aprobado se pide al Gobierno mejorar la detección temprana del TEL armonizando y mejorando la información, sensibilización y difusión del conocimiento y de las herramientas disponibles para los profesionales sanitarios que tratan con los menores durante la etapa de adquisición del lenguaje.

Del mismo modo, la Comisión de Sanidad ha solicitado mejorar la formación específica del profesorado en lo relativo a la adaptación curricular al alumnado con este trastorno, promoviendo el uso de los medios técnicos para transmitir el currículum por medios alternativos o complementarios al lenguaje como, por ejemplo, de una forma más audiovisual.

Asimismo, los grupos parlamentarios han acordado pedir la realización de campañas institucionales para dar visibilidad al TEL y, así, favorecer también la detección temprana y su posterior tratamiento por parte de los profesionales de los servicios sanitarios y de la educación.

Finalmente, han pedido que se continúe promoviendo la accesibilidad cognitiva de todos los entornos, edificios, procesos, bienes, productos, servicios, herramientas y dispositivos, como parte "insoluble" de la accesibilidad universal, recogida en la Convención Internacional de Derechos de las personas con discapacidad.