El Congreso de Geriatría y Gerontología se clausura pidiendo un trabajo conjunto de la calidad y la asistencia

Actualizado 11/06/2007 14:00:04 CET
-

PALMA DE MALLORCA, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, Isidoro Ruipérez, clausuró el pasado sábado el 49º Congreso de la asociación que se celebró en Palma de Mallorca manifestando la necesidad de unir los conceptos de calidad y la asistencia y sobre todo, una asistencia que vaya "más allá de los mínimos que necesitan las personas mayores, y que tenga constancia de sus deseos y los cumpla".

Al acto también asistió el vicepresidente de S'Institut de Serveis Socials i Esportius Mallorca, Antonio Calvo, quien aseguró que en Baleares hay pendiente un reto importante "en dotar de infraestructuras residenciales y centros de día para atender las necesidades clínicas de las personas mayores", al tiempo que afirmó que la Ley de Dependencia "es un buen instrumento para trabajar al que hay que darle contenido".

De manera previa al acto, el doctor del Hospital Vilanova i la Geltrú de Barcelona, Antonio Yuste, abordó los avances tecnológicos existentes para pacientes con dolencias crónicas y señaló que en los últimos cinco años se está trabajando para que estas nuevas investigaciones lleguen a toda la población, "y no estén reservadas a una élite", señaló.

A juicio de Yuste, los avances se consiguen no sólo con el apoyo de las Administraciones Públicas, sino también con el mecenazgo de empresas, algo que, según apuntó, es "más común en Europa y menos en España". En este sentido, apuntó que España "no está a la cola del resto de la Unión Europea en avances tecnológicos al servicio de la dependencia".

Yuste resaltó que muchas investigaciones están destinadas también a facilitar la atención para los cuidadores y no sólo a los enfermos, ya que esta atención, en ocasiones, "genera estrés". Así, el doctor apostó por sistemas vigilantes de control menos agresivos que la videovigilancia, como los dispositivos para localizar a la persona en caso de que se pierda.

CONCLUSIONES

Entre las conclusiones que se han extraído de la celebración del Congreso destacó que la atención geriátrica al final de la vida alivia el sufrimiento y aumenta la calidad de vida de los pacientes de edad avanzada y que ésta no debe destinarse sólo a enfermos oncológicos.

Asimismo, entre las conclusiones destacó que los pacientes en las últimas fases de su vida precisan equipos multidisciplinares con alta formación en geriatría que les den una atención integral y que España debería importar el modelo canadiense de asistencia geriátrica especializada y descentralizada, con una integración de los servicios sociales y sanitarios.