Actualizado 17/03/2011 11:22 CET

El Congreso da luz verde a la Ley de la Ciencia sin el apoyo 'sorpresa' de IU-ICV

MADRID, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación ha sido aprobada este miércoles en la Comisión parlamentaria del ramo, tras casi dos años en proceso de redacción, consultas y tramitación, con el apoyo de PSOE, PP, ERC, CiU, PNV y Grupo Mixto, y sin el apoyo de IU-ICV, que ha decidido descolgarse a última hora en el respaldo a la ley.

Concretamente, el proyecto de ley ha salido adelante en el seno de la propia Comisión de Ciencia e Innovación, que cuenta con competencia legislativa plena, y que la envía directamente al Senado, sin pasar por el pleno de la Cámara Baja. Su entrada en vigor se prevé para primavera, presumiblemente entre abril y mayo.

Esta normativa sustituye a la vigente desde 1986, que precisaba en opinión de los expertos, de un reconocimiento a la nueva realidad administrativa española por comunidades autónomas, que dicha ley no contemplaba y, entre otros avances, reconoce a la innovación dentro del sistema español de Gobernanza de la Ciencia, que a partir de la aprobación de la norma pasará a llamarse: 'Sistema español de Ciencia, Tecnología e Innovación'.

EL VOTO 'SORPRESA' EN CONTRA DE IU

Desde Izquierda Unida y también en nombre de ICV, Gaspar Llamazares ha señalado que "no se responsabiliza de esta ley" porque se han roto los preacuerdos alcanzados en la tramitación parlamentaria entre los grupos políticos, así como las conversaciones con los sindicatos.

Llamazares ha indicado que, una vez asumidas las enmiendas, el texto final es "negativo" para el personal científico. A su juicio, las "amenazas del texto" se han convertido en una "realidad negativa", donde no se resuelve la precariedad del sector, se mantiene la dualidad de las dos agencias de investigación o no se dispone de una memoria económica.

Para el diputado del PP Gabriel Elorriaga, con las enmiendas incorporadas al texto se "han dado pasos adelante", si bien se mantienen aspectos sin resolver. "No se aborda un problema importante, los incentivos fiscales para dar verdadero apoyo y potenciar el mecenazgo", ha agregado.

En nombre del Grupo Mixto, el diputado del BNG, Francisco Jorquera, ha destacado dos de sus preocupaciones en el trámite de este proyecto: la posible invasión de competencias autonómicas; así como que el sistema público se oriente sólo al sector productivo.

El portavoz de ERC en la Comisión, Francesc Canet, ha señalado que se han recogido "gran parte de sus preocupaciones" su formación política tenía "especial interés" en que en esta normativa se reconocieran los sistemas de I+D+i en las comunidades autónomas, el conocido como "sistema de sistemas". Igualmente, ha indicado que en la tramitación de enmiendas se han recogido "gran parte de sus preocupaciones".

Desde el PNV, José Ramón Beloki, ha expuesto que la prolongación en el tiempo de esta ley en el Congreso tenía un "cierto riesgo de estancamiento", que no ayuda a los objetivos para los que se quiere esta normativa, y que a su vez podía inducir a más desconfianza en el mundo de la investigación. "Hace falta la ley pero sería un error garrafal que sólo esta normativa es suficiente", ha añadido.

La portavoz de CiU en Ciencia, Inmaculada Riera, ha indicado que la nueva ley registra "cambios significativos" que permiten la mejora del marco económico para un mayor crecimiento y competitividad. Riera, ha destacado que el texto "no sólo da solidez a la investigación, sino que la traduce en competitividad", por que es un "avance" de cara a los problemas que se pueden presentar en el futuro.