Comunidad de Madrid se desmarca de una guía que receta castidad contra el SIDA y abre investigación

Actualizado 18/11/2008 21:59:56 CET

MADRID, 18 Nov. (OTR/PRESS) -

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Juan José Güemes, ha desvinculado totalmente a la administración regional de la 'Guía para Adolescentes frente al Sida' editada por la Fundación Investigación y Educación en Sida, en la que se receta la castidad contra la 'sexualidad precoz', la 'promiscuidad sexual' y las 'conductas homosexuales' que suponen un mayor riesgo de contraer SIDA. Cinco facultativos del Hospital Carlos III han firmado este folleto, que cuenta con el logotipo de la Consejería y del propio centro, por lo que el Ejecutivo autonómico ha abierto un expediente de investigación reservado con el objetivo de depurar responsabilidades. La Fundación se defiende señalando que todo lo que dice la guía tiene aval científico, mientras grupos de homosexuales y antisida la rechazan de plano.

"Hemos dado instrucciones para que se abra un expediente de investigación reservado para verificar y contrastar la posible distribución dentro del centro de esa guía, que estaba expresamente prohibida puesto que contiene opiniones personales, y no oficiales, de algunos, sólo de algunos, médicos del servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Carlos III", explicó el consejero de Sanidad. Según explicó Güemes hoy a los medios, "se trata de una guía en cuya elaboración han participado profesionales del centro a título personal y expresando opiniones particulares" y aseguró que la publicación "no ha sido subvencionada ni por la Comunidad de Madrid ni por el propio hospital", a pesar de que en sus páginas se puede ver los emblemas de ambas instituciones.

"No es una guía oficial, ni autorizada por la Comunidad. El Gobierno regional no tiene ninguna responsabilidad en su edición y, de hecho, su distribución fue expresamente prohibida por la Gerencia del hospital hace un año", subrayó el consejero. Así, reiteró que "la Comunidad de Madrid no tiene nada que ver con las recomendaciones que se incluyen en esa guía" y recordó que las recomendaciones de la Comunidad de Madrid y los protocolos que se aplica en el tratamiento del VIH son "los establecidos en el Plan Regional de Lucha contra el Sida y en el Plan de Educación Sexual". "Ésos son los contenidos que se distribuyen a través de los centros de Atención Primaria y de los centros hospitalarios de la Comunidad", apostilló.

El otro involucrado en la polémica, el centro sanitario madrileño también ha anunciado su posición. Un portavoz del hospital aseguró que ya se ha abierto una investigación "para saber el alcance de lo denunciado y tomar así las medidas que se tomen oportunas". Asimismo, insistió en que la Fundación que editó la guía es privada "y no pertenece al centro hospitalario" y que en el Carlos III "nunca se ha discriminado a nadie en la atención sanitaria por ninguna razón".

En este sentido, el presidente de la Fundación Investigación y Educación en Sida, Juan González La Hoz, responsable de la edición de esta guía, señaló que a pesar de las críticas que han surgido hacia este proyecto, todas las informaciones que contiene "están basadas en evidencias científicas publicadas". "En la guía se recogen una serie de recomendaciones que se realizan a título particular, algunos médicos de la Fundación, que pretenden ofrecer una serie de alternativas para la prevención del SIDA", afirmó. Según él, toda esa información está "integrada en una labor de atención continua y comprometida con el enfermo, basándose en evidencias científicas publicadas en la revista Lance en 2004 y en las páginas web 'www.narth.com' y 'www.peoplecanchange.com'". "Esta última corresponde a una asociación de ex homosexuales", apostilló González La Hoz.

NUMEROSAS CRÍTICAS

Son muchas las asociaciones que se han mostrado contrarias a este folleto. Entre ellas destaca el Colectivo de lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (COGAM) quien consideró que esta guía "no divulga información científica y objetiva". De este modo, el colectivo recordó mediante un comunicado que "instituciones de tanto prestigio como ONUSIDA, el organismo de Naciones Unidas al cargo de la respuesta frente al Sida, o la Fundación Americana para la Investigación sobre el Sida (AMFAR) han refutado toda opinión contraria a la eficacia del uso del preservativo para prevenir la transmisión del VIH", que es lo que están haciendo los profesionales que participan en este folleto.

Por su parte, la Fundación Triángulo, una ONG nacional que lucha por la igualdad social de gays y lesbianas, consideró hoy que "lo único que puede provocar un desequilibrio" en los usuarios seropositivos del servicio, de Enfermedades Infecciosas del Hospital Carlos III de Madrid susceptibles de leer esta guía, "no es ni su condición de seropositivo ni su homosexualidad, sino la ignorancia y homofobia que destila dicho texto". Uno de los miembros de la Junta Directiva de la Fundación Triángulo, Pablo López, opinó que "a los médicos que han editado el material les da igual lo que diga la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los congresos internacionales sobre VIH/SIDA al asegurar que la homosexualidad es una práctica de riesgo para la transmisión del virus y, además, una alteración conductual".