COMUNICADO: 'Orto k': una novedosa técnica óptica para corregir la vista durante el sueño

Actualizado 11/03/2013 11:47:00 CET
- TUSMEDIOS

La ortoqueratología, conocida también como 'orto k' es una innovadora técnica óptica que permite a personas con miopía, hipermetropía y/o astigmatismo tener una visión del 100% durante el día usando por la noche unas lentes rígidas personalizadas. El optometrista vasco , Juan Ilarduya es uno de los primeros en implantar esta terapia.

Ver bien sin necesidad de llevar puestas todo el día lentillas o gafas y sin tener tampoco por qué operarse ya es posible para quienes sufran miopía, hipermetropía o astigmatismo. La respuesta está en la ortoqueratología, también conocida como 'orto k', una técnica que consiste en que el paciente se coloque unas lentes rígidas por la noche, se las quite por la mañana, y alcance un 100% de visión durante el día. Esta 'ortopedia visual' es un verdadero avance en el mundo de la óptica y su uso se está empezando a extender en zonas como el País Vasco, tal y como explica desde su consulta en Bilbao Juan Ilarduya.

"Lo que se consigue con estas lentes es moldear la curvatura de la cornea del paciente para corregir el defecto visual que sufre. Basta con unas seis horas para que el efecto de las lentes sea total", afirma Ilarduya, secretario del Colegio Nacional de Ópticos Optometristas y delegado de este colectivo en Bizkaia. "La ortoqueratología u 'orto k' lleva tiempo estudiándose y experimentándose, pero no ha sido hasta ahora cuando la técnica se ha depurado lo suficiente como para que pueda aplicarse a un gran número de pacientes. Pueden llevar estas lentes personas con una miopía de hasta 7 dioptrías, hipermétropes hasta 3,50 dioptrías y pacientes con un máximo de 2 dioptrías de astigmatismo", señala Ilarduya.

La ortoqueratología está especialmente indicada para pacientes con el llamado 'ojo seco' o para personas que por diversos motivos no pueden operarse de la vista, así como para quienes por estética y comodidad prefieren desechar las gafas y las lentillas durante el día.

Además, tiene la ventaja de que es una técnica totalmente inocua y reversible. Si un paciente quisiera abandonar este tipo de tratamiento, en unos días puede volver a llevar gafas o lentillas sin ningún problema o a operarse, si así lo prefiere.

"Cuando les hablamos de la posibilidad de emplear la 'orto k', los pacientes se sorprenden al principio. Nos dicen que cómo es posible que hasta ahora no se hubieran enterado de que existía. Una de sus preocupaciones es saber qué ocurre si un día se olvidan de ponerse las lentes al irse a dormir. Les decimos que no sucede nada grave. Pueden estar un día sin ponérselas y ver bien", explica Ilarduya, que augura un buen futuro a la ortoqueratología, desde su experiencia en su consulta de Bilbao.

Más información en: http://coabilbao.com/