Publicado 27/03/2020 11:30CET

El Comité de Bioética pide priorizar la atención a los más vulnerables, niños y profesionales sanitarios

Imagen de camas instaladas en el hospital provisional de Ifema ante la pandemia del coronavirus.
Imagen de camas instaladas en el hospital provisional de Ifema ante la pandemia del coronavirus. - COMUNIDAD DE MADRID

MADRID, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Comité de Bioética de España, órgano consultivo adscrito al Ministerio de Sanidad, se ha posicionado con respecto a los criterios que siguen los hospitales para atender a pacientes con coronavirus. A su juicio, se debería priorizar la atención a las personas más vulnerables, a los niños y a los profesionales sanitarios, aunque puntualizan que se tiene que analizar caso por caso para tener en cuenta la singularidad de cada enfermo.

En su informe, el Comité explica en primer lugar que, debido a la saturación de los recursos sanitarios ante el gran aumento de casos de coronavirus en España, se está empezando a producir la priorización en la asignación de recursos, sobre todo en los casos más graves o con peor evolución. Al respecto, recuerdan que esta discriminación "no es una novedad ni una consecuencia de la pandemia, sino algo inherente a cualquier sistema de salud", poniendo como ejemplo los triajes, las listas de espera o las decisiones de incluir o no en determinados medicamentos en la financiación pública.

"El todo, para todos y siempre ya casi nunca es posible. Así pues, la priorización de recursos sanitarios es algo que no nos puede dejar tranquilos, pero que tampoco podemos ver como algo excepcional. Eso sí, el contexto en el que produce esta priorización la hace más trágica por la premura con la que han de adoptarse las decisiones y las consecuencias que entrañan", reflexionan.

En este contexto, reclaman que "lo primero" es aumentar los recursos disponibles, para "disponer del máximo de medios para tratar de sortear la escasez, lo que exige movilizar todos los recursos personales y materiales disponibles, públicos y privados, y allegar tantos nuevos recursos como sea posible". Teniendo en cuenta los problemas que están teniendo la mayoría de centros sanitarios españoles para acceder a material o a disponer de las camas suficientes para atender a pacientes, el Comité da una serie de recomendaciones para priorizar entre ellos.

Por ejemplo, resaltan que la salud de los enfermos con coronavirus "es una prioridad", pero que "igualmente debe serlo la de otros enfermos con diferentes patologías a los que el sistema de salud tiene el mismo deber ético y legal de atender". "La priorización debe ser horizontal, incluyendo a todos los pacientes, ingresados con coronavirus o con otra enfermedad, no vertical y no solo cuando del recurso a medidas de soporte vital se trate", argumentan.

De la misma forma, aunque reconocen que "en un contexto de recursos escasos se puede justificar la adopción de un criterio de asignación basado en la capacidad de recuperación del paciente", reclaman que esto no se convierta en la norma: "Resultaría radicalmente injusto que las personas cuya salud está más amenazada por un eventual contagio del coronavirus fueran, a su vez, las más perjudicadas por esta crisis".

VULNERABLES, NIÑOS Y SANITARIOS

Así, optan por que "priorizar a los colectivos más vulnerables se muestra a primera vista como un criterio adecuado". "En algunos casos, una distribución equitativa de los beneficios y las cargas puede considerarse justa, pero en otros, puede ser más justo dar preferencia a los grupos que están en peor situación, como las personas de menos recursos, los enfermos o los vulnerables", insisten.

Por otra parte, se sitúan en contra de priorizar a los pacientes en función de su edad, con la excepción de los niños: "El criterio de la edad solo puede ser empleado para priorizar, pero no para denegar o limitar la asistencia sanitaria y el recurso a determinadas medidas de soporte vital. Sin duda, la edad, como otras circunstancias, pueden incidir en el pronóstico clínico, pero en ningún caso pueden obviarlo. Es necesario valorar las circunstancias concretas de cada paciente, sin excluir a nadie 'a priori'".

El Comité considera que "la única posible excepción de discriminación positiva por la edad" son los niños: "En la toma de decisiones sobre priorización, el interés superior del menor no puede estar ausente, porque el niño o adolescente puede padecer otra enfermedad distinta que también se vea afectada por la escasez de recursos".

Los expertos consideran igualmente que los profesionales sanitarios deberían tener preferencia. "En primer lugar, porque la mejor manera de proteger la salud de todos y cada uno de los individuos es proteger la salud de los profesionales. Protegiendo prioritariamente a los sanitarios, sobre todo a aquellos más directamente involucrados en la asistencia directa a pacientes, nos protegemos directamente a todos. En segundo lugar, porque el principio de justicia entendemos que también exige priorizar a los que en el beneficio de terceros han expuesto más intensamente su salud", exponen.

Según los miembros del Comité, está justificado dar acceso prioritario a los escasos recursos a las personas "que asumen riesgos para su propia salud o vida para contribuir a los esfuerzos de respuesta ante la pandemia". "Y si bien es cierto que existen muchas otras profesiones que se muestran como indispensables en el momento que estamos viviendo, tampoco es discutible que, si entre ellas destaca una, por el propio origen y naturaleza de la crisis, es la profesión sanitaria. Así pues, consideramos que los sanitarios y otros profesionales de particular importancia para el tratamiento de la pandemia deben tener preferencia en el acceso a los recursos disponibles", proclaman.

En cuanto a la priorización de la asistencia en función de la fecha de ingreso en el hospital, indican que "tampoco es respetuoso con el principio de igualdad y justicia". "Aunque en apariencia deja la prestación en manos del azar (la llegada antes o después al centro hospitalario), al no incluir elemento valorativo alguno, asume la errónea presunción de que la comunidad está dividida en sujetos en perfecta situación de igualdad, y no se requiere de la implementación de mecanismo corrector alguno", detallan.

PIDEN CRITERIOS COMUNES EN TODA ESPAÑA

En cualquier caso, el Comité insta a adoptar unos criterios en la asignación de recursos que sean comunes para todos los españoles, de modo que "no se produzcan graves inequidades asistenciales entre unos y otros". Para ello, piden al Gobierno que cree "con prontitud" una comisión que apruebe esos criterios, integrado por expertos que puedan aportar las perspectivas científica, clínica y bioética.

El Comité envió a principios de la semana pasada a la Secretaría General de Sanidad del Ministerio de Sanidad una carta en la que se ponía a disposición para participar en la elaboración de unos estos criterios. En la misiva denunciaban que se están "adoptando a nivel local y hospitalario criterios y protocolos de triaje y priorización en la asistencia sanitaria a pacientes con coronavirus", pero "de manera independiente por cada centro, sin atender a unos criterios comunes ni garantizar la participación de expertos en Bioética".

En el documento, el órgano también informa de que tras la celebración el pasado 4 de marzo de una reunión plenaria del Comité con la asistencia de la mayoría de sus miembros, "la práctica totalidad" dio positivo por coronavirus. "Actualmente, la mayoría de los miembros del Comité ha superado favorablemente la enfermedad, lo que creemos que es un mensaje positivo no solo para nuestras familias sino para la propia sociedad, aunque, por desgracia, algunos compañeros siguen ingresados y en su situación actual no han podido participar en la elaboración de este informe", concluye.