El Comité de Bioética estudia la posibilidad de levantar el anonimato de los donantes de óvulos y esperma en España

Publicado 23/10/2019 15:23:30CET
Espermatozoides con micromotores para fecundar el óvulo
Espermatozoides con micromotores para fecundar el óvulo - IFW DRESDEN - Archivo

MADRID, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Comité de Bioética de España está estudiando la posibilidad de levantar el anonimato de los donantes de óvulos y de esperma, algo que ya se ha hecho en otros países. En España, la Ley de Reproducción Asistida de 2015 garantiza que la donación de gametos es anónima.

En concreto, el Comité de Bioética está preparando un informe sobre este asunto que, previsiblemente, aprobarán el próximo mes de noviembre. "Estamos trabajando en ello y en noviembre es previsible que haya ya un informe", han confirmado a Europa Press desde el Comité.

Según ha indicado a El Mundo el presidente del Comité de Bioética y profesor propio agregado de Derecho constitucional de la Facultad de Derecho (ICADE) de la Universidad Pontificia Comillas, Federico de Montalvo, se trata de "crear un sistema de acompañamiento y asesoramiento similar a la adopción y que permita estudiar cada caso".

De esta forma, defiende la idea de que "la intimidad del donante no debe primar frente al derecho del nacido" y, por tanto, de que los hijos concebidos gracias a la donación de óvulos o de esperma no pueden verse "privados" del derecho a conocer, si lo desean, quién es su padre o madre biológica.

Se trata de unas declaraciones "a título particular", según han precisado desde el Comité de Bioética, "opinando sobre la dificultad de mantener el anonimato atendiendo a las reformas legales en el ordenamiento de 2015 y a lo que está ocurriendo en los países del entorno".

Precisamente, la Ley de 2015 de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia estableció que los hijos adoptados tienen derecho a conocer los datos sobre sus padres biológicos cuando alcanzan la mayoría de edad, pero no sucede así con las personas nacidas por donación de gametos.

Sólo excepcionalmente, en circunstancias extraordinarias que comporten un peligro cierto para la vida o la salud del hijo podrá revelarse la identidad de los donantes, según contempla la Ley sobre técnicas de reproducción humana asistida.

Por otro lado, hace unos años comenzó en Europa una corriente de opinión para eliminar el anonimato de las personas que donaban gametos que consiguió convencer a los legisladores de países como Suiza, Reino Unido, Holanda, Austria, Alemania y, más recientemente Portugal, para que modificaran la normativa.

En concreto, los partidarios de que se conozca la identidad del donante, entre los que se encuentra el profesor de la Universidad de Canterbury (Nueva Zelanda), Ken Daniels, aseguran que los hijos tienen derecho a saber quién ha sido el donante que permitió su concepción porque fue una decisión tomada por los adultos en su nombre y porque conocer su patrimonio biológico podría ser crucial para su salud. Además, recuerdan que con las pruebas actuales de ADN ya no es posible prometer el anonimato.

Si bien, desde la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) mantienen la posición contraria. La representante de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) Rocío Núñez aseguró en julio, con motivo de la 'Jornada sobre Aspectos Éticos de las Nuevas Tecnologías en Reproducción Asistida' que el número de donantes de gametos ha descendido "drásticamente" en los países en los que se ha aprobado eliminar el anonimato en estas prácticas.

En medio de este debate, el próximo mes de noviembre, el Comité de Bioética, formado por miembros cualificados del mundo científico, jurídico y bioético, aprobará su informe. Si bien, hay que tener en cuenta que este órgano adscrito al Ministerio de Sanidad y Consumo es independiente y de carácter consultivo.

Contador