La Comisión Nacional para la Protección de las Infraestructuras Críticas aprueba el Plan Estratégico del sector de Salud

Comisión Nacional para la Protección de las Infraestructuras Críticas
MINISTERIO DEL INTERIOR
Publicado 30/10/2018 16:21:34CET

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Nacional para la Protección de las Infraestructuras Críticas, presidida por la secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella, ha aprobado el Plan Sectorial Estratégico del sector de la Salud, el cual se suma a los ya vigentes relativos a los ámbitos de electricidad, gas, petróleo, nuclear, sistema financiero y tributario, agua, transporte urbano y metropolitano, marítimo, aéreo, ferroviario y por carretera, industria química, alimentación, TIC y espacio.

Asimismo, durante el encuentro se ha llevado a cabo la designación oficial de los operadores críticos (aquellos con especial responsabilidad sobre sus infraestructuras) en el ámbito de la salud, por lo que, a partir de este momento, el Sistema de Protección de Infraestructuras críticas involucra también a estos nuevos actores.

En total, son 24 los nuevos operadores críticos que se incorporan al sistema, 11 del sector de la salud, cinco del agua, cuatro en el aéreo, y otros cuatro en el de la carretera. Con estas incorporaciones, el Sistema de Protección de Infraestructuras Críticas cuanta ya 171 operadores.

"La protección de las infraestructuras críticas es uno de los elementos de mayor interés y con mayor proyección de futuro que existen en la agenda del Gobierno de España. Las infraestructuras críticas son trascendentales para el normal funcionamiento de los servicios esenciales al constituir éstos la columna vertebral de toda la actividad humana (individual, social, industrial, comercial y de gobierno) de cualquier país moderno", ha señalado Botella.

En este sentido, la secretaria de Estado ha destacado la trascendencia de la reciente aprobación del Real Decreto-ley 12/2018, de seguridad de las redes y sistemas de información, al tiempo que ha subrayado la necesidad de "cooperación y enfoque integral" en esta materia ya que la mayoría de las infraestructuras está en manos del sector privado.

Asimismo, Botella ha hecho referencia al Centro Nacional de Protección de Infraestructuras y Ciberseguridad (CNPIC), enmarcado dentro de la Secretaria de Estado de Seguridad que preside, y que es el órgano coordinador en la materia y gestiona las iniciativas y necesidades de seguridad entre los agentes involucrados. "Este tipo de órganos está proliferando a nivel mundial entre los países amigos y aliados con notable éxito, muchos de ellos tomando como referencia nuestro propio modelo PIC", ha dicho.

Los Planes Estratégicos Sectoriales permiten identificar los servicios esenciales prestados a la sociedad por los sectores objeto de estudio, el funcionamiento general de éstos, las principales amenazas que se ciernen sobre los mismos y sus vulnerabilidades principales, las infraestructuras críticas que proporcionan servicio y los operadores propietarios y/o gestores de las mismas. Estos planes culminan con una evaluación de las consecuencias potenciales de su inactividad, así como con una propuesta de medidas estratégicas para su mantenimiento.

Los nuevos operadores críticos designados, además de cumplir con una serie de obligaciones derivadas de la Ley 8/2011, pasan a formar parte del Sistema de Protección de Infraestructuras Críticas, lo que conlleva una especial relación con las autoridades competentes, a través del Centro Nacional de Protección de Infraestructuras y Ciberseguridad (CNPIC), organismo dependiente de la Secretaría de Estado de Seguridad.

Todo ello se traduce en la participación de los operadores en la mesa de coordinación establecida en el Plan Nacional de Protección de Infraestructuras Críticas, en la existencia de canales singularizados para el intercambio de información relevante para la seguridad de sus instalaciones, redes y sistemas, en el acceso a los sistemas de comunicación previstos por la Ley y en la especial consideración que para la seguridad pública tienen sus infraestructuras, a la hora de implantar medidas de protección alineadas con el Plan de Protección y Prevención Antiterrorista, actualmente en nivel 4.

Los operadores críticos designados deben poner en marcha una serie de planes de protección específicos sobre el conjunto de sus infraestructuras, que serán complementados por la aplicación de los correspondientes planes operativos previstos por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y, en su caso, por las Fuerzas Armadas.

Contador