Actualizado 31/01/2011 16:01 CET

La colegiación es la "única forma" de garantizar la buena práctica profesional, según la OMC

MADRID, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

Con motivo del debate sobre la obligatoriedad de la colegiación, la Organización Médica Colegial (OMC) ha presentado, en su última asamblea general (celebrada el sábado), el informe 'Legitimación Democrática y Social de la Colegiación Universal de la Profesión Médica', en el que aboga por la colegiación como "única forma de garantizar la buena práctica profesional".

"Hemos revisado de nuevo todos los elementos que nos permiten defender a ultranza el mantenimiento de la colegiación como universal para toda la profesión médica. Incluso, desde el punto de vista de la legislación europea, se puede comprobar que en otros países europeos no se observa ningún caso similar a lo que aquí se está planteando", explica el presidente de la OMC, Juan José Rodríguez Sendín.

Para la OMC la colegiación obligatoria debe ser entendida como un "bien social", que constituye un beneficio para médicos y ciudadanos, ya que el "control universal" de la profesión médica "garantiza" a todos los ciudadanos un servicio profesional "éticamente responsable".

En este sentido, la máxima entidad colegial, plantea la distinción entre asociaciones y colegios profesionales. Esta diferenciación, recogida en la Constitución Española, tiene como clave la incorporación libre de los primeros frente a la obligatoriedad de los segundos.

Esta distinción se debe, según la OMC, a un "correlativo deber a la libertad de elección de ciertas profesiones" y guarda relación con la "trascendencia" del ejercicio profesional y los "objetivos" que persiguen y protegen los colegios que les amparan.

Respecto al argumento que vincula como negativo toda acción coercitiva, la entidad colegial destaca que "el origen y la legitimación de la colegiación médica arrancan de un contrato social con la ciudadanía".

Una asociación puede cambiar, por acuerdo mayoritario, sus fines sociales y modificar sus estatutos; mientras que, la OMC "está irrevocablemente ligada a los fines sociales y científicos de la vocación médica" y su creación no está prevista para "satisfacer los deseos de sus colegiados por muy legítimos que resulten".