CMancha.- Page cree que Cospedal "quiere convertir a víctimas de la crisis en culpables" para hacer negocio con salud

Actualizado 02/07/2012 16:03:48 CET
PSOE

CIUDAD REAL, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSOE de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha manifestado que la estrategia que tiene la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, en su periplo por Castilla-La Mancha es la de "convertir a las víctimas de la crisis en culpables" con un objetivo "espurio" que no es otro que privatizar y hacer negocio con la salud de nuestras familias y con la educación de nuestros chicos y chicas".

Un estrategia de la que García-Page ha advertido por ser "verdaderamente grave" para el futuro de la sanidad, de la educación y de los servicios sociales públicos de los castellano-manchegos que tras el desmantelamiento al que están siendo sometidos "costará mucho trabajo recuperar, si es que no es tarde".

El dirigente socialista ha denunciado la incoherencia y la contradicción más absolutas de la política que está llevando a cabo el Gobierno de Castilla-La Mancha, al argumentar que mientras España está pidiendo que se afloje la tensión y "el cinturón de Merkel que nos ha estado sometiendo en los últimos años", en Castilla-La Mancha "el Gobierno de Cospedal no pelea por ampliar los márgenes de los ajustes e incluso de ceba con los más débiles con recortes y más recortes".

García-Page, ha informado el PSOE en un comunicado, ha realizado estas declaraciones en Puertollano, localidad en la que esta tarde tiene previsto reunirse con colectivos y sindicatos para analizar la tremenda situación por la que está atravesando la ciudad industrial. "Quiero levantar la voz a favor de una ciudad y en general de una comarca que está claramente olvidada en la agenda de Cospedal", ha reprochado el responsable socialista a la presidenta regional.

En la misma línea ha subrayado que "cuesta creer que haya gente que tenga por oficio gobernar una comunidad autónoma y esté tan desapegada de los problemas estratégicos de toda una ciudad y de toda una comarca", al recordar el potencial que siempre ha representando Puertollano en la economía regional y que es un ejemplo que evidencia a la perfección la gestión "devastadora" que está padeciendo la sociedad castellano-manchega.

SILENCIO CLAMOROSO

En este caso concreto de Puertollano, García-Page ha lamentado el revés que ha supuesto el voto en contra del Partido Popular con Cospedal al frente en las Cortes ante una propuesta socialista de apoyo al sector de la minería del carbón, algo "insólito e intolerable" si se tiene en cuenta que mientras los presidentes 'populares' de Castilla y León, Galicia y Asturias sí han tomado partido por sus mineros y su territorio, "Cospedal no ha movido ni un dedo para defender a Puertollano y a su sector minero y lo único que se ha escuchado es un vacío y un silencio clamoroso".

Por su parte, el alcalde de la localidad, Joaquín Hermoso Murillo, se ha mostrado especialmente crítico con el Gobierno de Cospedal al afirmar que Puertollano debe contar y pesar en Castilla-La Mancha, pero "ahora mismo somos los grandes olvidados".

Ha relatado que pese a las graves dificultades por las que atraviesa la ciudad industrial no tiene "ningún apoyo" del Ejecutivo de Castilla-La Mancha, "olvido premeditado" que ha llevado a Hermoso Murillo a manifestar que "el Gobierno regional quiere que nuestra ciudad se vaya o esté en otra región porque les molestamos".

Un trato, ha dicho, nunca antes recibido por parte de la Administración regional y ante la que el alcalde puertollanero ha concluido mostrando la total confianza en que "el futuro de esta región pasa por Emiliano García-Page para que este tiempo de oscuridad que se cierne sobre Castilla-La Mancha desaparezca".