Echániz dice que la Sanidad está saliendo de un mal sueño

Actualizado 25/06/2012 11:55:25 CET
ECHÁNIZ EN  HOSPITAL PARAPLEJICOS
EUROPA PRESS

Explica que camas y plantas de algunos centros cerrarán en verano porque "hay menos pacientes"

TOLEDO, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echániz, ha hecho balance este domingo de su primer año al frente de la Consejería asegurando que "gracias a las medidas adoptadas" por el Gobierno de María Dolores de Cospedal "se está saliendo de un mal sueño" tras un programa de reformas "muy profundo".

En una entrevista en Europa Press, ha indicado que pese a llegar a una Consejería "donde esta el 86 por ciento del presupuesto ejecutado", se adoptó un "plan extraordinario de emergencia" que un año después "ha salvado la Sanidad" de Castilla-La Mancha.

Así, ha resaltado las reformas llevadas a cabo en su primer año al frente de la Sanidad de la región, entre las que se encuentra la reducción de directivos "al pasar a tener la cuarta parte de directores generales o la reducción de equipos completos en cada ámbito especializado de la Sanidad y en Atención Primaria", lo que "ha ahorrado centenares de puestos de dirección y ha mejorado la eficiencia".

Ha destacado además las "transformaciones en materia social y sanitaria" llevadas cabo con la "ordenación de prestaciones sociales, bajando costes de plazas residenciales" o el "ajuste de precios a los tiempos de crisis con proveedores para intentar dar el mismo servicio con menos coste para la Administración".

"Hemos reestructurado los centros sanitarios ajustando el precio de las guardias y el número de personas de los equipos directivos, algo que ha generado molestias pero que era la única posibilidad para salvar a muchos centros de su cierre", ha dicho.

COLABORACIÓN PÚBLICO-PRIVADA

Por otra parte, Echániz se ha referido a la incorporación de la colaboración público-privada en los hospitales de Almansa, Villarrobledo, Manzanares y Tomelloso, asegurando que "habrá más demanda de hospitales tradicionales para incorporar esta fórmula", ya que conlleva "índices de satisfacción más altos para los profesionales porque suelen cobrar más gracias a los incentivos".

Ha indicado que el segundo año de legislatura, en que se desarrolla la "segunda fase de la recuperación" de la Sanidad, estará marcado por la incorporación de la colaboración público-privada, asegurando que "estará a pleno rendimiento" a final de año en estos cuatro centros y supondrá "unos ahorros importantes" para estos hospitales, ya que "se pedirán en el ámbito privado precios inferiores a los que se pagan en estos momentos".

Ésto será posible según Echániz debido a que las empresas que gestionen los centros "buscarán márgenes de eficiencia para hacer el mismo trabajo que se venía desarrollando hasta ahora con menos", algo que "empezará a dar resultado".

Además de estos cuatro centros, Echániz ha señalado que "hay otros centros en los que si no se usa esta fórmula no podrán ver la luz", como es el caso de los nuevos hospitales de Toledo y Guadalajara, que en estos momentos "no se pueden financiar porque la región no tiene músculo propio que permita invertir dinero en nuevas obras".

Sobre este tema, ha subrayado que de momento "solo se ha pensado incorporar esta fórmula en estos cuatro hospitales y en los que tienen que retomar sus obras", pero se valorará al final de la legislatura "si merece la pena repensar las cosas".

LA REGIÓN, "UN ENFERMO"

El titular de Sanidad ha hecho un balance de la situación en la región como si de un enfermo se tratara, indicando que en este primer año de legislatura, "el paciente ingresó en el Hospital en mayo de 2011 con parada cardiorrespiratoria" que necesitaba "un plan completo de abordaje de la situación en cuatro fases".

La primera fase, para "salvar al paciente", se ha llevado a cabo con medidas como el Plan de Garantías o la línea ICO de pago a proveedores, que han servido para "hacer el masaje cardiaco y salvar al paciente aplicando desfibriladores".

La segunda fase, que corresponde al segundo año de legislatura, "es la fase de la Unidad de Cuidados Intensivos, de estabilización y pronóstico reservado", donde "se controlarán las constantes económicas del paciente y se aplicarán reformas para estabilizarlo, logrando el objetivo del déficit".

Echániz ha indicado que en el tercer año de legislatura, momento de la "tercera fase", el paciente "estará ya en planta y se irá recuperando poco a poco". "Le quitaremos el gotero, las vías, los puntos, la haremos curas y le dejaremos dar paseos, porque estará en una fase de mejoría general patente".

Por último, y ya en el último año de legislatura, la región entrará en la cuarta fase "de curación, una fase en la que estará salvada para ganar su futuro, ya que a partir de ese momento el Gobierno de María Dolores de Cospedal desplegará su programa electoral para recuperar la riqueza y el empleo".

MENOS PERSONAL EVENTUAL ESTE VERANO

Por otro lado, el consejero de Sanidad ha señalado que las ""medidas difíciles que se tienen que adoptar conllevarán la no constitución de nuevos contratos de trabajadores eventuales", algo que "va a ocurrir" porque la región "no puede permitirse el lujo de que sigan trabajando, ya que no hay dinero para pagarles" y porque "es una medida necesaria que alguien tiene que aplicar para salvar el sistema".

Preguntado por cuántos puestos de trabajo se han perdido en la Sanidad de la región con las medidas adoptadas, Echániz ha indicado que es una cifra difícil de cuantificar, pero que "afecta a médicos que no son funcionarios del sistema y son eventuales de actividad extraordinaria".

"No sé a cuánta gente ha afectado esto porque son decisiones que no se toman de forma centralizada, sino en cada centro", ha explicado. "A cada centro se le asigna un presupuesto y ellos se ajustan, además de que en verano adaptan las plantillas a sus necesidades, que son menos porque hay menos pacientes".

En esta línea, el titular de Sanidad del Gobierno regional ha indicado que en verano "hay menos actividad" en los centros sanitarios, razón por la que "hay camas o plantas de hospitales que se cierran porque no hay pacientes", lo que además obliga a "una reestructuración lógica de las plantillas".

HUELGAS "SIN ÉXITO"

Preguntado por la posibilidad de que el sector médico lleve a cabo más huelgas como la del pasado 30 de mayo, Echániz ha indicado que "ninguna va a tener especial éxito" porque los profesionales sanitarios "saben que lo que hacemos obedece a una situación que hay que salvar".

En su opinión, los médicos "saben perfectamente lo que se está jugando la región y si quieren seguir trabajando en un sistema como éste hay que salvar la Sanidad y reducir los costes, porque no hay dinero para pagarla".

"Pueden hacer muchas huelgas, pero el problema es que no hay dinero, y ninguna huelga resolverá los problemas ni ayudará", ha concluido.