La Clínica La Luz y LESCER colaborarán en la asistencia sanitaria de los pacientes con daño cerebral adquirido

Actualizado 18/07/2013 14:15:51 CET
LESCER

MADRID, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Clínica La Luz y el Centro de Tratamiento de la Lesión Cerebral (LESCER) han suscrito un acuerdo de colaboración de asistencia sanitaria para el tratamiento conjunto de pacientes con daño cerebral adquirido.

El acuerdo, que ha sido firmado por el director gerente de la Clínica La Luz, Joaquín Martínez Hernández, y la presidenta de LESCER, Cristina López Pascua, establece también distintas líneas de colaboración para fomentar la investigación clínica y la formación de profesionales sanitarios acerca de esta patología, que en el mundo occidental es la primera causa de incapacidad grave y crónica en el adulto.

Y es que, según datos de LESCER, cada año se producen 200 nuevos casos de daño cerebral adquirido por cada 100.000 habitantes al año, existiendo actualmente en España más de 210.000 personas con este problema que constituye, a su vez, uno de los principales motivos de dependencia. En concreto, esta patología está provocada, sobre todo, por traumatismos craneoencefálicos (accidentes de tráfico, caídas, accidentes laborales, etcétera), ictus, paradas cardiorrespiratorias y tumores, entre otras causas.

En este sentido, el convenio va a permitir crear un sistema de colaboración conjunta entre los especialistas de la Unidad Integral de Neurología de La Luz y los profesionales del Centro LESCER para prestar una asistencia global a estos enfermos y, especialmente, a aquellos que precisen un soporte hospitalario durante la fase de su patología en la que se encuentran encamados.

"Gracias al acuerdo, estos pacientes podrán beneficiarse de una atención más completa en la fase en la que están encamados, compatibilizando un tratamiento médico especializado y de alta calidad con el correspondiente tratamiento rehabilitador", ha explicado Martínez.

Por su parte, la directora del Centro LESCER ha asegurado que el acuerdo va a hacer posible también que ambas entidades desarrollen diversos proyectos de investigación y de formación de profesionales en relación con el daño cerebral adquirido. Para ello, el convenio incluye la realización de un calendario de reuniones científicas periódicas en torno a la patología.