C.León.- Cesmcyl amenaza con movilizaciones si Sacyl no negocia los recortes y medidas que ponen en peligro la salud

Actualizado 12/01/2012 20:41:29 CET

VALLADOLID, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos de Castilla y León (Cesmcyl) ha amenazado con movilizar a los facultativos de la comunidad "hasta las últimas consecuencias", incluida la huelga, si Sacyl no se sienta a negociar los recortes anunciados y continúa delante con las medidas presentadas en la última reunión de la Mesa Sectorial de Sanidad.

El sindicato, en un comunicado recogido por Europa Press, ha explicado que durante estos días lleva a cabo una serie de asambleas informativas en los centros hospitalarios y de Atención Primaria de toda la Comunidad con el objetivo de informar a los facultativos acerca de los recortes anunciados por la Junta de Castilla y León en relación con el sistema público sanitario, encuentros que han contado con una asistencia de médicos "masiva".

Las medidas, según Cesmcyl, suponen "no sólo una situación de indefensión para el colectivo de médicos de Castilla y León sino que, además, ponen en peligro la salud de todos los ciudadanos".

En este sentido, cuestiona los rectores sanitarios presentados dentro del Plan de Racionalización de Recursos porque, aunque entiende y comparte y comparte que en la actual situación "es necesario ahorrar" es injusto que se haga "a costa de unos pocos", es decir, "afectando directamente a las condiciones laborales y retributivas de los médicos en mayor medida que a cualquier otra categoría de trabajadores de la Administración".

Los responsables de Cesmcyl intentan mantener reuniones con los responsables de Sacyl para intentar llegar a un acuerdo y evitar el perjuicio que las medidas propuestas por la administración originarán al colectivo médico y al sistema sanitario público.

De no llegarse a un acuerdo, se ha mostrado dispuesto a comenzar movilizaciones dentro del colectivo médico de la Comunidad que irán realizándose de manera gradual y dentro de los márgenes que permite la ley y que finalizarán, en caso de que no haya acuerdo, con una huelga.