Publicado 03/08/2021 12:57CET

Ciudadanos pregunta al Gobierno por qué los test de antígenos son "más caros" que en otros países europeos

Un farmacéutico enseña un test de antígenos de detección del COVID-19 en la farmacia situada en la Calle Tucán, 7, a 20 de julio de 2021, en Madrid (España).
Un farmacéutico enseña un test de antígenos de detección del COVID-19 en la farmacia situada en la Calle Tucán, 7, a 20 de julio de 2021, en Madrid (España). - Óscar Cañas - Europa Press

MADRID, 3 Ago. (EUROPA PRESS) -

Ciudadanos ha registrado una pregunta por escrita en al Gobierno sobre si ha realizado alguna acción el Gobierno para averiguar por qué los precios de los test de antígenos frente a la COVID-19 son "sustancialmente más altos" en España que en otros países de la Unión Europea (UE).

"En Portugal, por ejemplo, es posible la venta de tests de antígenos en establecimientos como supermercados, a precios tan bajos como 2,10 euros. En otros casos, la realización de pruebas de detección del virus SARS-CoV-2 es, incluso, gratuita. En cambio, en España los precios de las pruebas más baratas de todas, las de antígenos, oscilan entre los 6 y 10 euros. Un diferencial de coste con el resto de Europa que, además de crear una brecha en el mercado único, crea una situación de desigualdad entre los ciudadanos españoles y el resto de los ciudadanos europeos", justifica el grupo 'naranja'.

Al respecto, añaden que "cuando la realización de tests es cada vez mayor e, incluso, obligatoria, no se puede permitir que su precio se convierta en una barrera socioeconómica para las personas en situación más vulnerable y resulte en una inaceptable discriminación a la hora de poder gozar de derechos y libertades fundamentales". Por ello, han cuestionado al Ejecutivo si tiene previsto "tomar medidas para aumentar la disponibilidad de autotest de diagnóstico COVID-19".

Por otra parte, el partido liderado por Inés Arrimadas ha cuestionado al Gobierno la compra de 3,4 millones de dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech contra la COVID-19 para acelerar el proceso de vacunación en agosto. Se trata de una adquisición extraordinaria, no cubierta en la planificación de compras previstas en los planes del Gobierno que, según fuentes del propio Ejecutivo, tiene como fin poder alcanzar los objetivos fijados para el mes de agosto.

"Lo repentino del anuncio de la adquisición y el hecho de que no formara parte de la planificación original del suministro de vacunas, sin embargo, puede generar algunas cuestiones sobre el procedimiento seguido para esta compra y la consecución de los objetivos previstos. En un contexto donde es imprescindible que la ciudadanía tenga confianza plena en el proceso de vacunación, la transparencia en la contratación y adquisición de vacunas deviene fundamental para despejar cualquier tipo de dudas", señala Ciudadanos.

Así, preguntan al Gobierno si esta adquisición "se ha realizado siguiendo el proceso habitual de adquisición de estas vacunas" y si esta compra "se ha realizado de forma bilateral con un país tercero o dentro de la estrategia de compra conjunta de la UE", así como si puede detallar "el contrato de esta compra, precio, partes implicadas, cantidad, plazos de entrega y demás pormenores".