Actualizado 29/05/2007 8:31:25 +00:00 CET

CiU pide hoy en el Congreso herramientas para compensar el elevado coste de los alimentos para personas celíacas

MADRID, 29 May. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Parlamentario Catalán (CiU) en el Congreso de los Diputados defiende hoy en la Comisión de Sanidad dos Proposiciones no de Ley para mejorar la situación de las personas que padecen alergias alimenticias y al látex, así como para aquellas que son celíacas (que no pueden ingerir gluten).

Para este último grupo de personas, CiU pide al Gobierno que, en el plazo de seis meses, presente un Proyecto de Ley en el que se arbitre un sistema de bonificaciones e incentivos para compensar el elevado coste de los productos especiales y aptos para los celíacos y, además, propone en ambas iniciativas que se garantice el correcto y completo de los productos alimenticios.

El portavoz de Sanidad de CiU en el Congreso, Jordi Xuclà, señala que el único tratamiento al que pueden someterse estos pacientes es a un régimen sin gluten (proteína presente en los cereales), por ello es de suma importancia un buen control y etiquetado en los productos alimenticios, por lo que insiste en que los productos especiales para este colectivo registran un coste elevado en comparación con aquellos de consumo general.

El portavoz del Grupo Parlamentario Catalán recuerda que, pese a que en 2001 el Congreso aprobó una Proposición no de Ley de su partido en la que se pedían ayudas sociales a las familias de enfermos celíacos y garantías en el etiquetado de los productos alimenticios, no se ha acometido ninguna de estas dos cuestiones, lo que les ha llevado a presentar una Proposición no de Ley para subsanar esta situación.

Además, CiU pide que en el plazo de tres meses sea elaborado un informe sobre las medidas tomadas para garantizar el correcto etiquetado de todos los productos sin gluten y a publicar, con carácter periódico, el listado actualizado de alimentos permitidos para el consumo de quienes padecen la enfermedad celíaca.

ENFERMEDADES ALÉRGICAS

Por otra parte, Xuclà agrega, para explicar la Proposición no de Ley para mejorar la situación de las personas con alergias alimenticias y al látex, que dichas enfermedades han crecido considerablemente en los últimos años y ha alcanzado niveles importantes.

Según la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) la prevalencia actual de las enfermedades alérgicas está establecida en el 21 por ciento y estima que de continuar la misma tendencia en el plazo de unos 20 años la mitad de la población sufrirá algún tipo de patología alérgica. De ocho millones aproximadamente de pacientes afectados por síntomas alergénicos, prácticamente la mitad presenta hipersensibilidad a algún alimento.

Entre las exigencias de CiU para atender a estos pacientes está: adecuar la atención sanitaria, hospitalaria y la dispensada en las escuelas (comedores y en caso de accidente) a los niños afectados, incluir los sistemas de autoinyección de adrenalina en el catálogo de prestaciones del Sistema Nacional de Salud, garantizar el correcto y completo etiquetados de los productos alimenticios, establecer unas normas relativas a la manipulación de alimentos que tengan en cuanta este tipo de afecciones y compensar de algún modo el mayor volumen de gastos a los que deben hacer frente estas personas o sus familias, como consecuencia de su patología.