CISNS.-Consejero balear valora positivamente el documento de consenso sobre las recomendaciones de alimentación escolar

Actualizado 21/07/2010 23:26:14 CET

MADRID, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Salud y Consumo del Govern balear, Vicenç Thomàs, ha valorado "muy positivamente" el documento de consenso sobre las recomendaciones de alimentación escolar, con especial referencia a la situación de los productos de bollería o refrescos que se venden en centros escolares de primaria y superen unos determinados valores de grasas, azúcar y sal.

El conseller ya indicó anteriormente que el objetivo de esta iniciativa es intentar que ciertos productos --como pueda ser la bollería o refrescos-- "tengan unos niveles de ingredientes que sean saludables", para comentar luego que este documento puede verse reflectado luego en ámbitos normativos de cada comunidad autónoma.

Al término del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, Thomàs ha explicado que se ha aprobado la orden de precios de referencia de los medicamentos, una cuestión que para Baleares es una "medida racional o esperada" a tenor de la actual coyuntura, si bien ha aclarado que sus efectos comenzarán a verse sobre todo "a partir de 2011".

Por otro lado, también se ha valorado la labor para el desarrollo de la historia clínica digital, un proyecto en el que han participado de forma muy directa Baleares y la Comunidad Valenciana y que, según Thomàs, la "interoperatividad" de esta iniciativa "ha quedado bastante bien demostrada".

Respecto a la cifras de lista de espera abordada hoy por el Consejo Interterritorial, el conseller ha dicho que se han abordado los datos de finales de abril en los que la situación general está "francamente mejor", siendo "las cifras de Baleares mejores" que la media nacional.

También ha recordado que actualmente se hacen más intervenciones quirúrgicas, como revela que en el caso de Baleares se haya dado un aumento del 13% entre 2008 y 2009, y ello requiere esfuerzos para aumentar la productividad quirúrgica y lograr unos niveles "razonables en la listas de espera". Además, abogó por introducir cada vez más "elementos cualitativos" en la elaboración de las listas de espera.