CISNS.-Las CCAA podrían pedir más financiación si aumenta la demanda de abortos en la sanidad pública, dice Lamata

Actualizado 21/07/2010 20:21:06 CET

MADRID, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

La nueva ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo puede provocar una mayor demanda de estas intervenciones en la sanidad pública que, de producirse, podría conllevar que las comunidades autónomas pidiesen un aumente de la financiación para cubrir esta prestación, como ha reconocido el consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata, antes de entrar al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS).

Precisamente en esta reunión, que se está celebrando en la sede del Ministerio de Sanidad en Madrid, se abordará la nueva financiación que puede requerir los nuevos servicios que incluye esta normativa, si bien Lamata recuerda que la mayoría de las mujeres prefieren la sanidad privada para estas intervenciones.

Por ello, el consejero manchego propone estudiar qué sucede tras la implantación de la ley y "cuántas mujeres han solicitado esa financiación y, si eso supone un aumento de gasto para las comunidades que no estaba previsto, ahí sí que cabría esa petición de financiación al Gobierno de España".

En el caso de Castilla-La Mancha, recordó que en el último año se realizaron unas 3.600 interrupciones voluntarias de embarazos, aunque "la mayor parte de ellas no acudieron solicitar la financiación porque fueron directamente a la sanidad privada".

Sin embargo, añade, "si todas las personas solicitaran esa financiación, a una tarifa media podríamos estar hablando de 3-4 millones de euros". Pese a todo, insiste en que "no hay una previsión hasta que no finalice el ejercicio".

Por otro lado, Lamata destacó como tema más importante de la reunión el documento de mejora de hábitos alimentarios para los centros escolares, el informe sobre listas de espera y la evolución del gasto sanitario.

Igualmente, no descartó que se establezca algún debate sobre copago pese a que no esté en el orden del día, si bien reconoce que "es un tema recurrrente". A este respecto, ha señalado que "aunque se siga planteando con la crisis económica, justo estos momentos no son los más adecuados para plantear estos métodos de financiación, sobre todo cuando ya se han planteado otras medidas de reducción del gasto farmacéutico".