CISNS.-Asociaciones de Consumidores afirman que el copago de los fármacos afectará "a los ciudadanos más vulnerables"

Actualizado 18/04/2012 16:28:30 CET

MADRID, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Asociación General de Consumidores, ASGECO Confederación y la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) han afirmado que la propuesta del Gobierno de instituir un 'copago' para sufragar el valor de los medicamentos "afectará y penalizará a los ciudadanos más vulnerables y acentuará la desigualdad" porque "no fomenta la progresividad" en el pago de las medicinas.

En este sentido, ASGECO Confederación ha señalado que la ciudadanía ya sufraga el Sistema Nacional de Salud a través de los impuestos directos a la renta, por lo que la medidad anunciada se trataría de un "repago" y no de un "copago" y que "una vez más" son los usuarios "los que tienen que asumir la mayoría del costo de las reformas que el Gobierno propone".

Además, exige en un comunicado que el Gobierno aclare "en qué medida van a pedir a participar todos los agentes del sistema de salud en la reforma, incluyendo la industria farmacéutica" y lamenta que no se analice "claramente" la repartición de los gastos del Sistema de Salud, con el fin de acometer "una reorganización eficiente que no se cargue en una clase media cada vez más castigada".

Por su parte, la OCU ha asegurado que es necesario acordar "un mecanismo estable de financiación de la sanidad que garantice la prestación de los servicios" y que "no debe se debe recortar" el Catálogo de prestaciones del sistema nacional de salud "salvo para procedimientos, aparatos y tratamientos sin valor clínico demostrado".

De este modo, considera que este mecanismo disuasorio que se persigue con el copago "retrasará acudir al médico y puede hacer que empeoren patologías por lo que al final el coste en su tratamiento puede ser más elevado" y demanda un sistema de pago en función de la renta, "contemplando la posibilidad de exención para rentas más bajas y personas desfavorecidas", según informa la OCU.

Por otro lado, solicita la "generalización del uso de la tarjeta sanitaria única y la receta electrónica en todo el territorio"; un mayor avance en la utilización y la financiación por grupos terapéuticos equivalentes, y la utilización de genéricos, así como "la no financiación de las novedades terapéuticas más costosas que no aportan ventajas comparativas con el tratamiento de referencia". La OCU también pide otras reformas en el ámbito de la salud como el fortalecimiento de organismos de evaluación de medicamentos y tecnologías sanitarias, basadas en la evidencia científica; el control del gasto hospitalario y la promoción de la salud y la prevención de enfermedades como "elemento indispensable de reducción del gasto sanitario".

Finalmente, solicita la implantación del uso de las facturas informativas con el coste real de los servicios; controlar los abusos del llamado "turismo sanitario" y la creación de un procedimiento centralizado de compras de medicamentos "para tratar de conseguir mejores precios de adquisición".