Actualizado 02/06/2011 15:20 CET

CISNS.- Andalucía pide que se revisen los protocolos de la red de alertas europea

MADRID, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud de la Junta de Andalucía, María Jesús Montero, ha defendido ante el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) la necesidad de revisar los protocolos de alerta a nivel europeo para evitar que se produzcan casos como el que ha causado la crisis de los pepinos españoles.

En declaraciones a los medios, la responsable andaluza ha reclamado que existan "criterios comunes a la hora de notificar incidencias", con el objetivo de que "no se produzca una anotación de un producto o un país sin haber información fundada" como ha sucedido, ya que las consecuencias económicas, advierte, son "irreparables".

Asimismo, Montero asegura que, desde la perspectiva sanitaria, debe seguirse investigando el foco ya que, "pese a haberse descartado que se originó en los productos salidos de España, es obvio que hay un brote de 'E.coli' en Europa provocado por la ingesta de algunas sustancias".

"Una vez descartado que la anticipación irresponsable que se produjo en el primer momento no se confirma, habrá que seguir investigando cuál es la causa de dicho brote, lo que le corresponde a las autoridades del país donde se han producido los casos, y analizar toda la cadena alimentaria para conocer cuál es el producto o la circunstancia que ha causado el brote", ha destacado Montero.

De igual modo, ha destacado el trabajo "coordinado al minuto" que la Junta ha mantenido con el Gobierno central, "con información cruzada en todo momento de cuáles eran los datos y las actuaciones a seguir".

"Es importante investigar el brote para asegurar a los ciudadanos de que están protegidos", insiste Montero, reconociendo que también trabajarán para "intentar compensar el daño de imagen que se ha producido y pedir responsabilidades a quienes han apuntado a productos que luego se ha demostrado que no eran los causantes del brote".