Un cirujano deberá indemnizar con 93.000 euros a la familia de un paciente que murió por una liposucción

Actualizado 18/11/2008 10:33:51 CET

GIJÓN, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Sala de lo Penal número 3 de Gijón ha absuelto del delito de homicidio al cirujano S.M.G. que realizó una intervención quirúrgica basada en una liposucción de abdomen a un joven, de 33 años, que falleció a los pocos días de la operación el 7 de junio de 2005. Por su parte, el juez condenó al facultativo al pago de una multa de 1.800 euros por una falta de imprudencia leve, según informaron fuentes jurídicas a Europa Press.

Además el cirujano, según el fallo, deberá indemnizar a la familia del fallecido con 93.000 euros. El fiscal solicitaba una indemnización de 100.000 euros y el pago de una multa mientras que la acusación particular pedía la pena de prisión de cuatro años y una indemnización de 403.000 euros.

Durante el proceso, los médicos de la Clínica Covadonga, en El Coto, reconocieron la responsabilidad subsidiaria del organismo, pero no la directa, ya que el cirujano alquilaba el quirófano para realizar trabajos esporádicos.

Según el escrito del ministerio fiscal, la víctima fue sometida a una liposucción de abdomen y flancos el 1 de junio de 2005. Al final de la operación, el joven comenzó a notar un dolor abdominal agudo, a pesar de lo cual fue anestesiado y dado de alta. Días más tarde, ya en el Hospital Universitario Central, le detectaron unas perforaciones intestinales que causaron su muerte.