Actualizado 10/12/2010 17:14:17 +00:00 CET

Cinco horas semanales reduce la cantidad y calidad del esperma

NUEVA YORK, 10 Dic. (Reuters/EP) -

Los hombres que practican ciclismo al menos cinco horas a la semana tienen menos esperma y de peor calidad que los que no hacen ejercicio, según un estudio de la Universidad de Boston (Estados Unidos).

Investigaciones realizadas entre atletas habían vinculado antes el ciclismo a los problemas genitales o urinarios y a una baja calidad del semen, según Lauren Wise, líder de este estudio, titulado 'Fertilidad y Esterilidad'.

"Sin embargo, no estábamos seguros de que esta asociación se de también en una muestra de hombres que realicen actividad física en niveles más moderados", apunta.

Los investigadores de Boston se centraron en analizar la relación entre la salud del esperma y el ejercicio en 2.200 hombres atendidos en clínicas de fertilidad.

Cada participante de este estudio facilitó una muestra de semen y respondió a un cuestionario sobre su estado de salud general y su actividad física.

Tras realizar ajustes sobre el uso de multivitaminas, el peso corporal, la presión sanguínea y la elección de la ropa interior, entre otras variables, descubrieron que los hombres que practicaban ejercicio con regularidad --incluido ejercicio intenso-- no eran más propensos a tener problemas con la cantidad o la calidad de su esperma que los hombres que nunca habían practicado ejercicio.

Sin embargo, cuando el equipo de Wise observó los distintos tipos de ejercicio, comprobaron que los hombres que reconocieron pasar "al menos cinco horas semanales" practicando ciclismo presentaban el doble de posibilidades de tener poco esperma y de escasa movilidad.

Entre los hombres que no hacían ejercicio con regularidad, el 23 por ciento tenían poco esperma, un problema que sufría más del 31 por ciento de los que montaban en bicicleta al menos cinco horas a la semana.

Cerca del 40 por ciento de los ciclistas frecuentes mostraron una cantidad escasa de esperma con buena motilidad, frente al 27 por ciento de los hombres que no hacían ejercicio.

Según Wise, los golpes o las altas temperaturas en el escroto podrían explicar la relación entre el ciclismo y la salud del semen.

No obstante, advierte de la posibilidad de que los hombres incluidos en este estudio puedan no ser representativos de la población general, ya que eran pacientes de una clínica de fertilidad y por tanto, con más posibilidades de tener problemas en su esperma.

Así, pide "más estudios que respalden estos descubrimientos antes de que se pueda establecer una relación causal".