Actualizado 20/05/2008 22:19 CET

Científicos canadienses consiguen diagnosticar el autismo a los nueve meses de edad

LONDRES, 20 May. (OTR/PRESS) -

Un estudio llevado a cabo por un equipo de científicos de la Universidad McMaster, de la provincia canadiense de Ontario, han conseguido diagnosticar el autismo en niños de apenas nueve meses de edad. Los científicos han plasmado este exitoso descubrimiento en el estudio 'The Early Autism Study', que presentaron hoy en el séptimo Annual International Meeting for Autism Research, en Londres.

Allí, explicaron lo novedoso de su avance, pues el autismo no era diagnosticable hasta que los pequeños habían cumplido al menos dos años. Sin embargo, Mel Rutherford, catedrático de psicología que encabeza el estudio, se ha centrado en la dirección del movimiento ocular de los bebés cuando miran caras, ojos, o ante objetos moviéndose en la pantalla de un ordenador.

"Lo importante es que ahora podemos distinguir entre un grupo de niños con autismo de un grupo sin él, a los nueve o a los doce meses", explicó Rutherford. "Puedo hacerlo en diez minutos, sólo observando la dirección de los ojos", añadió en una información de la propia Universidad McMaster, recogida por otr/press.

De esta forma, Rutherford celebró lo que supone un importante avance para la detección a tiempo del autismo en los niños, ya que "el desarrollo de métodos de detección temprana del autismo podría facilitar la situación de los afectados, sus familias y futuras generaciones de pequeños con riesgo a padecerlo", puesto que, por el momento, no hay cura para esta enfermedad.

Lo más leído en...

  1. 1

    Confirmado: La pérdida del olfato es el mejor signo para detectar el COVID-19

  2. 2

    La OMS cree que la mayor mortalidad de la variante británica podría deberse a la presión asistencial

  3. 3

    Sanidad aclara que la segunda dosis de la vacuna de Pfizer puede aplicarse hasta 28 días después sin perder eficacia

  4. 4

    El alcohol, relacionado con una parte de la mortalidad por cáncer

  5. 5

    ¿Por qué el covid-19 es más mortal en hombres?