El CIE premia a la enfermería española por su contribución a la mejora de la calidad y asistencia en el SNS

Actualizado 05/05/2011 16:35:54 CET

MADRID, 5 May. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Internacional de Enfermeras (CIE), órgano de representación mundial de esta profesión sanitaria, ha premiado al Consejo General de Enfermería por su "capacidad de liderazgo demostrada en el desarrollo profesional conseguido hasta el momento, que ha llevado a esta profesión a pasar a formar parte, en apenas diez años, de la élite mundial".

El galardón fue entregado por la presidenta del CIE --entidad que engloba los consejos generales de 130 países y representa a más de 13 millones de enfermeras de todo el mundo--, Rosemary Bryant, quien ha destacado que "el desarrollo español se ha conseguido priorizando siempre en el interés de los ciudadanos e impulsando reformas en aras de la calidad de la asistencia sanitaria y de los intereses de pacientes y ciudadanos".

El reconocimiento mundial de la enfermería española ha tenido lugar este jueves en Malta, en el marco del Consejo de Representantes Nacionales (CRN) del Consejo Internacional de Enfermeras. Una asamblea mundial de la profesión que integra a un total de 118 países y es la máxima autoridad mundial de esta profesión ante todos los organismos internacionales.

A lo largo de la asamblea, los países se han interesado, "de forma unánime", por la situación actual de España en cuanto al Proyecto de Ley de Servicios Profesionales que viene elaborando en los últimos meses el Ministerio de Economía y que, "en los últimos borradores, contempla mantener una colegiación obligatoria de los profesionales sanitarios que trabajan para la sanidad privada y apostar por eximir de dicha obligatoriedad a aquellos que desempeñan su labor en el ámbito público".

Esta decisión se adopta alegando que, en estos supuestos (los trabajadores de la sanidad pública), el Estado ya realiza un "control de las buenas prácticas". Esta posibilidad convertiría a España en el "único país del mundo desarrollado donde el empleador de los profesionales sanitarios también es quien decide qué son las buenas prácticas clínicas".

En este sentido, cada uno de los 118 miembros presentes en el CRN han mostrado su "apoyo unánime" ante esta situación donde, según han apuntado, "el verdadero perjudicado no es otro que el paciente". Por su parte, desde la junta general del CIE han señalado que "esta decisión del Ministerio de Economía pondría en peligro la independencia y la unidad de nuestras profesiones. No olvidemos que, en gran parte, nuestra misión principal es la de garantizar la calidad y la independencia profesional de todos los médicos o enfermeros, sea cual sea su ejercicio, para el interés de la población a su cargo".