China sitúa en 223.500 el número de seropositivos en el país, un 20 por ciento más que en 2006

Actualizado 29/11/2007 13:04:37 CET
-

BEIJING, 29 Nov. (EUROPA PRESS/Débora Altit) -

China cuenta oficialmente con 223.501 personas portadoras del virus del sida, casi un 20 por ciento más que hace un año, según los datos de un informe elaborado por el Ministerio de Salud junto con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNAIDS y hecho público hoy.

Mientras, el número de fallecidos a causa del sida se situaría en 22.205 el pasado año, casi el doble que los 12.464 muertos notificados el año anterior.

El informe, no obstante, aclara que la cifra real de infectados podría rondar las 700.000 personas al final del año, es decir, 50.000 personas más de las calculadas en el informe de 2005. La gran diferencia entre los datos oficiales y los estimados estriba, indica el informe, en el estigma que sigue rodeando a la enfermedad en el país asiático.

También se observa, a partir de los datos, que continúa la tendencia ascendente de los contagios por vía sexual, frente a los contagios por vía intravenosa que caracterizaron antes a China. El documento indica que 56,9 por ciento de los contagios se produjeron por practicar sexo inseguro (en un 44,7 por ciento de los casos fueron transmisiones entre heterosexuales, y en un 12,2 por ciento homosexuales), mientras que un 42 por ciento se produjo entre drogodependientes por el uso de jeringuillas contaminadas.

"La transmisión sexual es la principal vía de contagio del sida", afirmó el ministro de Salud chino, Chen Zhu, quien comentó que, aunque la epidemia del sida continúa extendiéndose, lo está haciendo a un ritmo menor.

El ministro, además, destacó los avances en las campañas educativas lideradas por el Gobierno, y afirmó que, mientras que en 2001 sólo un 14,7 por ciento de las prostitutas utilizaban preservativos, la cifra en 2006 aumentó hasta el 41,4 por ciento.

Y no descartó la puesta en marcha de campañas en favor de la circuncisión, tal y como ha defendido la OMS en África (según diversos estudios, las circuncisiones pueden reducir en hasta un 60 por ciento el riesgo de contagios).