Actualizado 08/05/2007 13:31:05 +00:00 CET

China se propone reducir a la mitad su número de contagiados de VIH de aquí a 2010

BEIJING, 8 May. (EUROPA PRESS/Débora Altit) -

El Gobierno chino ha dado a conocer sus planes para combatir el sida en el país, con los cuales se propone reducir el número de contagiados con VIH y la tasa de mortalidad a la mitad de aquí a los próximos tres años.

Según el Resumen para el Control y Prevención de Enfermedades Científico y Tecnológico, publicado ayer por el Ministerio de Ciencia y Tecnología y del que se hace eco hoy el diario 'South China Morning Post', entre los principales objetivos del Ministerio hasta el año 2010 se incluirá la investigación y desarrollo de vacunas y tratamientos contra el sida.

Se trata de la primera vez que el Ministerio detalla de forma específica en qué consistirá el programa de lucha contra la enfermedad. De acuerdo con este plan, se establecerán terapias y proyectos de inmunización para adultos y niños, cuya efectividad se espera que sea del 50 por ciento en el primer año.

Además, se continuará con la investigación de una vacuna contra el VIH. La vacuna estudiada en Nanning, en la región sureña de Guangxi, desde hace un par de años, superó ya la primera y segunda fase de los ensayos, por lo que se continuará con las siguientes fases de las pruebas para conocer su efectividad.

China también se ha propuesto desarrollar nuevos métodos de diagnóstico del virus, así como crear cerca de una decena de nuevos centros de investigación para estudiar tanto vacunas como nuevos fármacos. El Ministerio ya anunció, en diciembre pasado, que había desarrollado dos nuevos medicamentos de bajo coste tras un año de ensayos clínicos, y que estos fármacos eran tan efectivos como las medicinas importadas y seis veces más baratas.

Tras un baile de cifras de varios años, el país asiático asegura contar actualmente con 650.000 personas seropositivas, si bien los críticos aseguran que el dato real se acerca más al millón de infectados. De ellos, el 80 por ciento tienen entre 20 y 39 años.

(EUROPA PRESS SALUD)