El CGCOM aboga por mejorar las condiciones de los médicos de AP y "desmedicalizar" patologías banales

Archivo - Tomás Cobo, presidente del Consejo General de Médicos de España
Archivo - Tomás Cobo, presidente del Consejo General de Médicos de España - CGCOM/ JOSE LUIS PINDADO - Archivo
Publicado: martes, 26 marzo 2024 11:38

Apoya la prohibición de fumar en algunos espacios públicos, que cree que llegará "pasado mañana"

SANTANDER, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), el cántabro Tomás Cobo, ha defendido una mejora de las condiciones laborales de los facultativos para paliar su falta en Atención Primaria, aunque cree que además de darles estabilidad, incentivos o un mejor salario eso pasa también por "desmedicalizar el malestar" para reducir la sobrecarga asistencial que afrontan.

"No todo lo que nos pasa son enfermedades, no todo lo que nos pasa es susceptible de llevar al médico", ha argumentado, incidiendo en que muchas de las cosas que atienden los médicos son "absolutamente banales" y eso "supone una pérdida de tiempo importante".

Cobo se ha pronunciado así durante su participación este martes en el Foro SER Cantabria, donde ha ofrecido una ponencia en la que ha abordado los principales problemas del sistema sanitario, antes de abrir un turno de preguntas del público que ha iniciado el consejero cántabro de Salud, César Pascual.

El presidente del CGCOM, que también fue presidente del Colegio de Médicos de Cantabria entre 2011 y 2017, ha identificado "tres grietas fundamentales" en el sistema: la "desafección" de los profesionales por sus condiciones laborales, los problemas en Atención Primaria y la progresiva deriva de ciudadanos desde la sanidad pública hacia las aseguradoras privadas, que a veces no es por libre elección.

Como soluciones ha citado algunas "cruciales", empezado por impulsar la Agencia Estatal de Salud Pública anunciada por el Ministerio de Sanidad y crear también una Agencia de Calidad que ayude a "despolitizar" la gestión, dando más importancia a los jefes de servicio.

A ella ha sumado la necesidad de desarrollar el decreto sobre la creación de nuevas especialidades y los diplomas de acreditación, así como "atenuar la fascinación tecnológica", porque "parece ya que es más importante que el hospital tenga un Da Vinci a que tenga un buen cirujano".

Al hilo, ha apostado por ser "críticos" y tratar de frenar la "publicidad engañosa" en la venta de productos sanitarios como "remedios mágicos" por parte de 'influencers' sin formación.

Por otro lado, Cobo cree que la Ley de ordenación de las profesiones sanitarias necesita "un desarrollo total", porque data de 2003.

FALTA DE MÉDICOS Y LISTAS DE ESPERA

Respecto a las listas de espera, ha defendido como prioridad atajar las que se generan desde que un médico de Atención Primaria solicita la finalización de un diagnóstico a un médico de atención hospitalaria, porque el tiempo que pasa hasta que recibe ese diagnóstico "es clave para la supervivencia".

No obstante, ha señalado que decir que faltan médicos es "una generalidad", pues "hay especialidades en las que sobran" --ha citado como ejemplo cirugía torácica--. Sí reconoce que existe esa carencia en Atención Primaria, lo que a su juicio se debe a que la formación universitaria va más enfocada a la hospitalaria, sumado a que "hay una crisis demográfica" y a las condiciones laborales.

Por ello, el presidente de los médicos apuesta por ofrecer plazas "atractivas", con un buen salario y estabilidad. En este sentido, apoya las convocatorias por las que han apostado algunas comunidades, y en la que Cantabria está trabajando para puestos de difícil cobertura, consistente en un modelo de concurso de méritos sin examen y con incentivos que se quiere empezar a aplicar en el Hospital de Laredo.

Se trata de una medida que Cobo defiende porque evita "atravesar ese laberinto draconiano de las oposiciones", aunque cree que determinadas condiciones deben estar "armonizadas" a nivel nacional para que todos los médicos tengan las mismas oportunidades. Por ello, ha llamado al Ministerio a alcanzar un Pacto de Estado para proteger el modelo sanitario actual.

Aún así, y enlazando con la situación de los consultorios rurales cántabros, algunos con falta de médicos, cree que "todos no podemos tener una sanidad inmediata". De hecho, ha opinado que dar la mejor atención a los vecinos de un pueblo "no necesariamente implica la figura de un médico constante en ese sitio", sino repensar el modelo y tener conexiones adecuadas con centros de salud de referencia.

"Habría que ver cuál es la incidencia de urgencias, emergencias y atenciones que tiene cada uno de esos consultorios rurales" y "cómo conectarlas con centros más grandes en los que se puedan ofrecer procedimientos diagnósticos adecuados con conexión directa con la atención hospitalaria", ha explicado.

ASAMBLEA DE CONFEMEL EN SANTANDER

Por otro lado, Cobo ha abierto la puerta a la llegada de médicos extracomunitarios, "sean de donde sean", siempre y cuando tengan los mismos conocimientos que se les exigen a los europeos.

Además, ha avanzado que el CGCOM está organizando la Asamblea General Extraordinaria de CONFEMEL (La Confederación Médica Latinoamericana y del Caribe), que se celebrará en Santander.

PROHIBIR EL TABACO

Finalmente, cuestionado por la propuesta del Ministerio de prohibir el tabaco en determinados espacios públicos, cree que es en esa línea "hacia donde tenemos que ir", y por lo tanto una medida que llegará "pasado mañana" y a la que la sociedad se adaptará como hizo cuando se prohibió fumar en espacios cerrados.

Y es que, como ha señalado, el tabaco es la causa evitable más directa de mortalidad, "con lo cual todas las medidas que se tomen para tratar de convencer a la población de que el tabaco es absolutamente catastrófico para la salud irán bien". "Simplemente lo que busca es la educación en salud y en salud pública. A eso vamos a ir indefectiblemente", ha sentenciado el presidente del Consejo.

Contador