Publicado 05/10/2020 13:51CET

El CGCFE se opone a que los servicios de Fisioterapia estén gravados al 21% de IVA

Una fisioterapeuta ciega de la Clínica Fisio SM Terapia (calle Covarrubias, 35) prepara la camilla de un paciente en el primer día de la fase 1 de la desescalada en Madrid. La Clínica Fisio SM Terapia (calle Covarrubias, 35) reabrió sus puertas en Madrid
Una fisioterapeuta ciega de la Clínica Fisio SM Terapia (calle Covarrubias, 35) prepara la camilla de un paciente en el primer día de la fase 1 de la desescalada en Madrid. La Clínica Fisio SM Terapia (calle Covarrubias, 35) reabrió sus puertas en Madrid - Jesús Hellín - Europa Press - Archivo

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España (CGCFE) se ha manifestado contrario a que los servicios de Fisioterapia estén gravados al 21% de IVA, ya que "supondría la ruina del sector", y entienden que "es una medida totalmente negativa y desafortunada, tanto en el ámbito económico, como social, sanitario e incluso político".

A su juicio, "la recaudación va a ser muy inferior en el mejor de los casos que el incremento de coste que va a suponer, y por ello es una acción sin sentido económico, y todo esto sin contar con la caída en el sector de seguros de salud".

El análisis de la AIReF está basado en la sanidad privada en su totalidad. Dentro de la misma tenemos atención hospitalaria que, según la mayoría de los autores, tiene una elasticidad precio público-privado inferior a 1, es decir inelástica, porque son servicios de carácter grave o urgente que no son sensibles ante incrementos de precio.

Pero, por otro lado, están las consultas, como las de fisioterapia, cuya elasticidad precio público-privado es mayor a 1, es decir elástica, porque si son muy sensibles al precio, siendo considerados económicamente bienes superiores o de lujo. Por lo que, en el caso de las consultas, la elasticidad será muy superior a la media calculada de 1,1; y por ello el diferencial entre la recaudación y el incremento en los costes sanitarios será muchísimo mayor, y por ende infinitamente menos rentable.

"Esta realidad es sobradamente conocida en Europa, ya que todos los países de la eurozona mantienen la exención de los servicios sanitarios privados. Y cuando se ha planteado reformas de este estilo, como Grecia durante la crisis financiera en el 2015, mantuvieron la exención en el sector sanitario, aunque no en otros sectores que también estaban exentos de IVA como el sector educativo", añaden.

Por tanto, la supresión de la exención del IVA en los servicios de fisioterapia supondría un incremento del precio que pagan los pacientes que acuden a este servicio. Pero debido a la demanda elástica, explican, "gran parte de esta subida deberá de ser asumida por el Fisioterapeuta como un coste mayor de la prestación de la asistencia, que unido al resto de lacras que sufre como el intrusismo, los bajos precios que pagan las aseguradoras, y la crisis por la pandemia estimamos que más del 50% de las consultas estarían abocadas al cierre provocando una debacle en el sector y en la asistencia a la ciudadanía".

"No entendemos como el Gobierno, en una situación como la actual, en donde los profesionales sanitarios hemos demostrado, demostramos y seguiremos demostrando nuestra dedicación al sistema sanitario y a nuestros ciudadanos, como un sector esencial para la esperanza de vida de nuestros ciudadanos y nuestro estado de bienestar, es puesto en peligro sin ninguna motivación económica, tal y como se demuestra en las argumentaciones anteriores, o motivación de índole social", advierten.

Contador

Para leer más