Publicado 02/03/2022 14:05

CESM inicia su campaña en defensa de la Atención Primaria que culminará con una gran manifestación en mayo en Madrid

Archivo - Profesionales sanitarios colocan maniquíes con carteles como signo de protesta durante el inicio de una huelga indefinida y completa convocada para más de 5.000 médicos de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid, en Madrid, (España), a 10 de
Archivo - Profesionales sanitarios colocan maniquíes con carteles como signo de protesta durante el inicio de una huelga indefinida y completa convocada para más de 5.000 médicos de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid, en Madrid, (España), a 10 de - Jesús Hellín - Europa Press - Archivo

MADRID, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) pone en marcha en este mes de marzo su campaña en defensa de la Atención Primaria, que contará con una serie de movilizaciones y recordatorios de sus principales reivindicaciones, que culminará en una gran manifestación de toda la profesión el próximo mes de mayo en Madrid.

"Se trata de un primer paso encaminado a la defensa de los profesionales de Atención Primaria", señalan en un comunicado en el que advierten de que la pandemia les ha dejado "exhaustos", tras las sobrecargas asistenciales a que se ha visto sometido para dar cobertura a las necesidades de los ciudadanos que demandaban asistencia en el SNS; "desmotivados" por las "pésimas condiciones laborales y la escasez" de plantillas; y "hartos de seguir con unas retribuciones que no responden a la responsabilidad exigida y que cada vez se distancian más de las de los países de nuestro entorno".

Asimismo, afirman estar "cansados" de la deficiente regulación de la jornada laboral en la que las guardias médicas obligatorias, tanto en su modalidad de presencia física como de localización, aplastan, como una gran losa, la salud y la conciliación de su vida laboral y familiar; "indignados" de verse "ignorados sistemáticamente" en los órganos de participación y de toma de decisiones en todo lo que afecta a su profesión; y "explotados", con unos contratos indignos y de alta precariedad que se manifiestan ya desde la etapa del MIR.

Por este motivo, demandan de manera inmediata una inversión económica urgente finalista para AP destinada a medidas inmediatas que permitan la sostenibilidad económica y funcional de la misma; una oferta de contratos estables y definidos para facultativos especialistas en MFyC y pediatras en AP; la disminución en consulta de la burocracia no relacionada con la asistencia clínica con objetivo de reducirla a cero; y delimitar en la jornada laboral el tiempo dedicado a formación continuada y a investigación.

Asimismo, un aumento de plantillas con creación de las plazas de facultativo, necesarias para que estos desarrollen todas sus competencias y para cubrir las ausencias ordinarias y extraordinarias, y cumpliendo los criterios de calidad con 1.250 tarjetas sanitarias individuales (TSI) para los médicos de Familia y 900 para los pediatras, con una creación progresiva en los próximos 3 años siendo el primer año al menos del 30%.

Además, de un "claro liderazgo" del médico de Primaria en la gestión de los Equipos que permita la toma de decisiones sobre organización, estructura y recursos humanos y materiales necesarios. "Es necesario que no se pongan más en duda las competencias del médico, lo que se obtiene mediante la creación de un reglamento de equipos de Atención Primaria donde se recojan claramente las funciones y competencias de cada miembro del equipo según la legalidad vigente", advierten.

Además, piden que se limiten las agendas de los profesionales con 30 pacientes como máximo; establecer por ley el límite de las demoras en Atención Primaria para todo el territorio nacional; una definición de las herramientas de gestión dentro y fuera de la jornada ordinaria, voluntarias y correctamente remuneradas; la implicación de los Servicios de Salud Laboral en la vigilancia de la salud y de las condiciones de trabajo de sus profesionales y aplicación de medidas protectoras por parte de los responsables.

Además exigen un aumento retributivo a los médicos de AP que permita equiparar su salario al sueldo medio de los médicos en Europa, duplicando el salario actual mediante el aumento del precio de las TSI, de forma que se llegue a un salario que sea el doble del actual en 5 años, siendo el primer año de al menos el 25%, revirtiendo además en este primer año los recortes que se soportan desde el 2010 en trienios, pagas extra, etc.

Piden una mejora de las condiciones laborales y retributivas de la Atención Continuada, que debe ser reconocida como jornada ordinaria y por tanto ser retribuida como tal, con reconocimiento de la jornada nocturna y la minoración que esto implica y con los descansos correspondientes. Y un reconocimiento de la exención de guardias a partir de los 55 años y de los módulos compensatorios correspondientes.

Aparte de la implantación de sistemas de seguridad en todos los centros de Primaria, con planes y financiación adecuados para que sean eficaces, con denuncias a la Administración que no ponga las medidas adecuadas para evitar los riesgos a los profesionales además de aquellas contra los agresores, con sanciones ejemplarizantes; y el abono del kilometraje para aquellos médicos que tengan que hacer desplazamientos a distintas poblaciones.