Cerca de 1.000 personas demandan a Aguirre una mayor y mejor atención sanitaria y social a los enfermos mentales

Actualizado 13/10/2008 14:31:47 CET

MADRID, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

Cerca de mil personas se concentraron el sábado en la Puerta del Sol, convocadas por la Federación Madrileña de Asociaciones Pro Salud Mental (FEMASAM) y otras asociaciones, para demandar al Gobierno regional el cumplimiento de la legislación sanitaria y social relativa a la atención y rehabilitación de los enfermos mentales graves o crónicos.

Bajo el lema 'Salud Mental para todos', afectados, familiares, y profesionales del sector exigieron a las autoridades políticas que aumenten y mejoren la atención al colectivo de enfermos mentales. A la protesta asistió la portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Maru menéndez, y la secretaria de Políticas Sociales del PSM, Carmen Sánchez Carazo.

El portavoz del Movimiento de familias de Salud Mental de la Comunidad y familiar de un afectado por un problema de salud mental, Emilio Martínez, pidió un mejor "trato de la salud mental como una prioridad global" y "una mejor atención para los enfermos de la Comunidad de Madrid".

Asimismo, el portavoz aseguró que es un problema que afecta a "450 millones de habitantes" en el mundo y de éstos, "45 millones presentan una sola patología que es la esquizofrenia", que necesita una "atención permanente para conseguir que no incapacite la realización personal" del enfermo.

Según Martínez, se están utilizando como "únicos recursos medicamentos" que son "rentables para alguien" y que no se trata de una "medida curativa, sino paliativa, y se esta vendiendo a unos precios que da la sensación que fueran a ser curativos cuando no es así".

"Es lo que antes se conocía como un camisa de fuerza, ahora se conoce como camisa de fuerza química, y ese resorte esta sirviendo para que se generen unos beneficios inmensos", puntualizó.

UN PLAN INTEGRAL DE SALUD MENTAL.

Por otro lado, la portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Maru Menéndez, exigió al Gobierno de Esperanza Aguirre que "destine recursos a la salud mental" y que "deje de desmantelar los centros de salud mental" como el de Valdemoro, y aborde "un plan integral de salud mental que contemple la prevención, la promoción de la salud, la atención integral y la rehabilitación" de los enfermos.

Asimismo, la portavoz del grupo socialista quiso mostrar "todo su apoyo a las personas que padecen esta enfermedad" y a sus familiares que son los que están haciendo una "auténtica red de apoyo para las personas que sufren una enfermedad mental.

"Hoy se ha visto aquí de manera muy clara que Esperanza Aguirre no podrá atribuir esta manifestación que lleva haciéndose durante años por parte de los familiares y enfermos de salud mental a ningún oscuro designio", agregó.

Por último, la portavoz socialista instó al Gobierno madrileño que "escuche a la ciudadanía y dé soluciones a sus problemas". "Se ha visto muy claro que hoy el grito unánime era contra una privatización madrileña que está dejando unas consecuencias muy graves para la salud de los madrileños", concluyó.

Asimismo, Carmen Carazo, manifestó a Europa Press que el Gobierno de Aguirre tiene que mejorar la atención sanitaria y social a las personas que padecen enfermedades mentales.

"Hay que mejorar los centros de día, los hospitales y la atención ambulatoria", expuso Carazo, quien subrayó que el deficiente estado de estos servicios están perjudicando a las familias que sufren este drama social al no tener capacidad para manejar esta situación.

Además, emplazó a Aguirre a descentralizar los servicios que atender a los enfermos mentales y a mejorar la coordinación en este sentido. "Las familias se encuentran ante una situación muy grave por la falta de atención", añadió.