Publicado 20/09/2021 13:12CET

CEAFA denuncia que no ha podido hacer un seguimiento del 'Plan integral de Alzheimer y otras demencias (2019-2023)'

La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, y la presidenta de CEAFA, Cheles Cantabrana.
La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, y la presidenta de CEAFA, Cheles Cantabrana. - NEURAXPHARM ES/YOUTUBE

MADRID, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Confederación Española de Alzheimer (CEAFA), Cheles Cantabrana, ha denunciado en el Congreso de los Diputados que les ha resultado "complicado" realizar un seguimiento del cumplimiento del 'Plan integral de Alzheimer y otras demencias (2019-2023)', propuesto en 2019.

Así lo ha manifestado en el marco de la inauguración de la jornada 'Cero omisiones. Cero Alzheimer' de CEAFA con motivo del día mundial de la enfermedad. "Nosotros creíamos que teníamos un plan, el 'Plan integral de Alzheimer y otras demencias (2019-2023)', pero, en 2019, cuando desde CEAFA solicitamos que se dotara económicamente, nos dijeron que en la partida del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO) había 1.200.000 euros y, teniendo en cuenta esas características, nos ha resultado complicado hacer un seguimiento del plan".

En este sentido, ha explicado que no saben "en qué se ha aplicado ese dinero", esto es, si se ha invertido en las políticas que estaban contempladas en ese programa. "No sabemos si ese dinero ha servido, ni los resultados que hemos tenido al aplicar esa cantidad, ni si la aplicación ha servido como palanca para nuevas acciones", ha apuntado la presidenta de CEAFA. "Necesitamos planificar cómo vamos a abordar el Alzheimer. Necesitamos estrategias y sobre todo planes dotados económicamente", ha remachado Cantabrana al respecto, que ha insistido en la importancia de un diagnóstico precoz de la enfermedad para mantener la calidad de vida de quien sufre la enfermedad.

En este sentido, ha detallado que 'Cero omisiones. Cero Alzheimer' gira en torno a la idea de la necesidad de mantener la dignidad y los derechos de las personas que padecen la enfermedad con un acceso ágil a los recursos sanitarios y sociales que les permitan mantener esos derechos, y poniendo sobre la agenda política las demandas del colectivo. "Para que nuestras acciones se conviertan en realidad y cambien la vida de las personas con demencia, necesitamos a los políticos, por lo que hacemos un llamamiento para que se comprometan con las demencias", ha reclamado la presidenta de CEAFA.

ABORDAR EL ALZHEIMER, "CUESTIÓN DE DIGNIDAD Y JUSTICIA"

Por su parte, la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, ha puesto de manifiesto, en nombre de todos los grupos parlamentarios, su compromiso con "añadir la plena implicación política de los diputados en la tarea de prevención y apoyo" a quienes luchan contra el Alzheimer. "Es una enfermedad devastadora, para quienes la sufren, sus familias y entorno. Abordarla como se merece es una cuestión de dignidad y justicia", ha sentenciado Batet, que ha añadido que, en el Congreso, todas sus fuerzas políticas "coinciden en el impacto de la enfermedad en las sociedad".

"En tiempos donde no es fácil encontrar y reconocer ámbitos de consenso político y social, espero que sepamos transformar en normas y prioridades políticas y presupuestarias el acuerdo compartido del apoyo a la investigación, así como la necesidad de desarrollar políticas de detección y atención sanitaria y de servicios sociales para quienes sufren el Alzheimer y sus familias", ha recalcado la presidenta del Congreso.

Así las cosas, ha afirmado que las enfermedades degenerativas representan "la cara oscura" de un logro demográfico como es el aumento de la esperanza de vida. "Vivimos más años y con más calidad de vida gracias a los avances sanitarios y sociales, y estas enfermedades se van extendiendo y adquieren claros rasgos de pandemia", ha señalado Batet. Por ello, afirma, este año, la campaña por el día mundial pone el foco "en uno de los aspectos fundamentales en la lucha contra el Alzheimer, como es una detención precoz y certera, que permite mejor atención sanitaria de la persona afectada y social para las familias, para adaptarse a la situación con la que convivirán un número incierto de años".

Con todo, este aspecto ha sufrido un deterioro por la pandemia de la Covid-19. "La urgencia que ha impuesto el virus y la concentración de los recursos ha retrasado el diagnóstico de otros problemas de salud, por lo que la recuperación a partir de la crisis sanitaria que aún vivimos exige con urgencia volver a la normalidad en los servicios de salud y utilizar las oportunidades que abre la recuperación para reforzar la Atención Primaria (AP) y su vertiente de prevención y detección precoz de enfermedades, reto fundamental en la modernización de la sanidad pública", ha señalado la presidenta del Congreso, que ha insistido en la importancia del abordaje multidisciplinar de la enfermedad.

"Las personas enfermas, sus familiares y la ciudadanía en general, merecen que sus representantes les acompañemos en este arduo camino, les ayudemos a que el olvido no traspase las fronteras de la propia enfermedad y, sobre todo, pongamos a su disposición las capacidades de un sistema público sanitario y social que, para alcanzar el nivel que queremos, exige un impulso inaplazable en las tareas de detección y de apoyo a la familia", ha concluido Batet.

Para leer más