Actualizado 08/07/2021 19:43 CET

Cataluña deja de realizar test a los contactos estrechos sin síntomas

Un sanitario realiza un test de antígenos a una mujer en una imagen de archivo.
Un sanitario realiza un test de antígenos a una mujer en una imagen de archivo. - Marta Fernández Jara - Europa Press
Insisten en hacer aislamientos de 10 días en positivos y posibles infectados
 
   BARCELONA, 8 (EUROPA PRESS)
 
   La secretaria de Salud Pública de la Generalitat, Carmen Cabezas, ha expuesto este jueves nuevas medidas operativas ante el impacto de la quinta ola de la pandemia de Covid-19 en los centros de atención primaria (CAP) como que se dejan de realizar test a los contactos estrechos sin síntomas, entre otros.
 
   "Lo principal es que hagan la cuarentena y, mientras no tengan síntomas, ya está. Si desarrollan algún síntoma tienen que acudir al sistema sanitario", ha concretado Cabezas en rueda de prensa en la que ha reivindicado que para evitar la transmisión lo mejor es quedarse en casa.
 
   Así, las personas que hayan estado en contacto con un caso positivo pero no tengan síntomas deberán aislarse en su domicilio durante 10 días para cortar las cadenas de transmisión y contactar al sistema sanitario sólo cuando desarrollen sintomatología.
 
   Respecto a aquellos contactos estrechos de un positivo que tienen la pauta de vacunación completada y no muestran sintomatología, el protocolo les exime de realizar la cuarentena de 10 días como informó Salud al inicio de esta semana.
 
   Cabezas ha lamentado la situación de transmisión comunitaria que hay en Cataluña con una subida "importantísima" de casos positivos en las últimas semanas y ha previsto que se alcanzará los cerca de 30.000 contagios semanales, sobre todo entre la población joven.
 
   Además, la variante Delta --que es la mayoritaria en Cataluña-- tiene una transmisibilidad mayor de aproximadamente un 62% por lo que, de media, el número de contactos por cada positivo son nueve: si hay cerca de 30.000 casos semanales son 270.000 contactos.
 
   De esta manera, Cabezas ha abogado por "priorizar lo que es esencial" para el sistema sanitario como es atender aquellos casos de mayor gravedad y seguir con la campaña de vacunación en vez de realizar pruebas diagnósticas a los contactos estrechos asintomáticos que, a su juicio, tiene muy poco valor.
 
PLAN DELTA
 
   La directora del Servei Català de la Salut (CatSalut), Gemma Craywinckel, ha presentado estas nuevas medidas operativas que se enmarcan en el Plan Delta para hacer frente al empeoramiento de los indicadores epidemiológicos.
 
   Este Plan incluye medidas de limitación a la interacción social, medidas vinculadas a la vigilancia epidemiológica para la identificación de contactos desde el día 0, potenciar herramientas de gestión epidemiológica telemáticas y seguir con la estrategia de vacunación, entre otros.
 
   También recoge medidas en fase de mitigación en residencias como que los visitantes no vacunados deberán someterse a un test diagnóstico antes de entrar a los centros, los familiares con la pauta completa de vacunación podrán entrar sin prueba y se volverán a hacer cribados al personal no inmunizado.
 
VACUNACIÓN
 
   Cabezas ha explicado que esta semana y la que viene están priorizando las segundas dosis de la vacuna en grupos de edad de mayor vulnerabilidad al virus como son los de 40 años o más ante el impacto de la variante Delta.
 
   "En la variante Delta es esencial tener las dos dosis para estar inmunizado", ha argumentado la secretaria, que ha destacado que en las próximas semanas terminarán las segundas dosis de AstraZeneca dirigidas a colectivos esenciales y la franja de 60 a 69 años.
 
   Ha celebrado que la franja de personas de 16 a 29 años tiene ganas de vacunarse pero ha aclarado que es un grupo que incluye a muchas personas por lo podrán obtener cita para la vacunación a medidas que obtengan más vacunas y terminen la inoculación de las segundas dosis las próximas semanas a partir del 19 de julio.
Contador