Salud manifiesta su voluntad de mantener el euro por receta el próximo año

Actualizado 14/12/2012 12:52:38 CET
EUROPA PRESS

Mantener esta tasa reduciría un 17% los fármacos dispensados en 2013

BARCELONA, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Salud de la Generalitat de Cataluña, Boi Ruiz, ha manifestado este viernes su voluntad de mantener la tasa del euro por receta el próximo año por su valor sanitario y también económico, ha argumentado.

Tras presentar la Central de Resultados de los equipos de Atención Primaria catalanes, la única evaluación sistemática de los ambulatorios que se lleva a cabo en España, Ruiz ha calificado de "evidente" el efecto disuasorio alcanzado a los seis meses de la aplicación del conocido como 'tique moderador'.

"Podemos mantener servicios que si no no podríamos. La friolera de 100 millones de euros al año --que se prevén recaudar-- no son despreciables para mantener servicios del sistema", ha señalado Ruiz.

Ha descartado valorar las informaciones aparecidas en los medios sobre que el Consejo de Ministros debatiría en su reunión de este viernes presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional (TC) sobre la tasa catalana, a la espera de lo que se produzca en el citado encuentro.

El conseller ha resaltado que la implementación de la tasa, el pasado 23 de junio, va acompañada de medidas para no excluir a nadie de la adquisición de fármacos.

Ruiz ha destacado una reducción de la dispensación de los fármacos 'a demanda' --ibuprofeno, productos dermatológicos y otros relacionados-- por la introducción de la tasa y también del nuevo copago farmacéutico implementado por el Gobierno desde el mes de julio.

El consejero delegado de la Agencia de Información, Evaluación y Calidad en Salud, Josep Maria Argimon, ha señalado que la introducción de las citadas medidas implicará una reducción del 7% de las recetas dispensadas este 2012 respecto a 2011.

Además, habrán descendido un 4,3% las recetas por usuario, que este año son un 26,7 de media, ha señalado Argimon, quien ha insistido en que no ha bajado la demanda de fármacos esenciales para crónicos.

De continuar la aplicación de las citadas medidas en 2013, y según una "estimación prudente" de Argimon, la cifra de fármacos dispensados caería un 17%, lo que equivaldría a 25 millones de las 154 millones de recetas que se extienden cada año.