El Parlament rechaza un proyecto del PP para bonificar los seguros privados de sanidad

Actualizado 01/06/2011 21:40:15 CET

CiU se opone a la propuesta, pero se abre a estudiarla en el futuro

BARCELONA, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Parlament ha rechazado una proposición de ley del PP que apostaba por que los ciudadanos pudieran deducirse del tramo autonómico del IRPF los gastos correspondientes a la contratación de mutuas de sanidad privadas.

El proyecto popular que ha frenado la Cámara permitía deducir un 20 por ciento de la cuota de este impuesto, no excluía la aplicación de otras deducciones, y aspiraba a entrar en vigor el próximo 1 de enero.

La diputada del PP María José García ha argumentado que el papel de la sanidad privada es clave para descongestionar la pública, por lo que ha sentenciado que la contratación de mutuas debería contar con "incentivos".

Para paliar el descenso de ingresos que supondría para las arcas autonómicas, el PP propone una reducción drástica de los recursos que se dedican a la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA): "La gente apoyaría pagar menos impuestos a costa de pagar un canal de televisión menos".

En las filas de CiU, que ha presentado igual que ICV-EUiA la enmienda a la totalidad que ha prosperado, ven con buenos ojos la propuesta popular, pero consideran que no es momento de aplicarla por que las finanzas catalanas no pueden permitirse un descenso de la recaudación de 250 millones de euros.

El diputado de la federación nacionalista Josep Maria Llop se ha comprometido a que su grupo estudiará en el futuro la propuesta porque "conceptualmente" apoyan el proyecto de ley popular, aunque consideran que ahora no es el momento de implementarlo.

La proposición de ley sólo ha contado con el apoyo de C's, y su diputado Jordi Cañas ha justificado que el "verdadero agravio fiscal" que padecen los catalanes no es el Impuesto de Sucesiones que este miércoles se ha reformado, sino que dos millones de ciudadanos pagan por partida doble: por un lado la sanidad pública, y por otro una mutua privada.

La diputada del ICV-EUiA Laia Ortiz ha acusado al PP de querer hacer "juegos malabares" con las finanzas públicas, mientras que el diputado de ERC Sergio de los Ríos ha censurado que CiU se plantee impulsar esta medida en el futuro.

En las filas socialistas, el ex conseller Ernest Maragall ha advertido que la medida podría repercutir negativamente en los precios de los servicios sanitarios privados, y ha criticado al PP por querer llevar a Catalunya al modelo sanitario que está tratando de reformar en Estados Unidos la administración Obama.

SI ha rechazado la propuesta del PP porque, a su juicio, el problema de Catalunya es que su sanidad pública está mal financiada por el Estado, aunque luego, en las votaciones, por error han votado en contra de la enmienda a la totalidad de convergentes y ecosocialistas.