Actualizado 29/04/2011 20:24 CET

Cataluña.- La oposición ve un "cambio de estrategia" del Govern en Salud pero la juzga insuficiente

El conseller de Salud, Boi Ruiz.
GENERALITAT/EP

El PSC precisa que las reformas de 2010 ya ahorran más de 500 millones

BARCELONA, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los principales partidos de la oposición al Govern catalán que preside Artur Mas han apreciado un "cambio de estrategia" en el objetivo de reducir 1.000 millones de euros del presupuesto de la Conselleria de Salud de la Generalitat, si bien lo han achacado a la proximidad de las elecciones municipales y han juzgado insuficientes, al menos por el momento, las explicaciones que les ha hecho llegar a lo largo de esta semana el conseller Boi Ruiz.

En declaraciones a Europa Press, el portavoz del PSC en temas sanitarios Josep Maria Sabaté, ha explicado que los socialistas están "totalmente en contra" de las medidas anunciadas en los últimos días, al considerar que rompen con la estrategia de consenso que presidió la actuación del tripartito.

Sabaté ha lamentado que el primer paquete de medidas, que según Salud permitirán ahorrar hasta 562 millones de euros, afectará de forma lineal a todo el sistema sanitario --como es el descenso del 2% en todas las tarifas que paga la Conselleria--, y no velará por la equidad territorial, a la vez que se aplicará sin el diálogo necesario con los agentes del sector.

Para el PSC, los decretos de 2010 relativos al ahorro en farmacia y el descenso del 5% en los sueldos ya permiten a lo largo de este año un ahorro de más de 500 millones de euros, por lo que ir más allá de lo anunciado esta semana por Salud llevaría a un ajuste superior al 10% del presupuesto.

Sabaté, que ha lamentado el "menosprecio" de Ruiz al trabajo de sus predecesores, ha dicho entender la indignación de los profesionales, que en las últimas semanas han salido a la calle en diversas ocasiones, y ha pedido un cambio de actitud que permita tejer complicidades entre los partidos en el futuro.

En un comunicado, la portavoz de salud del PP, Eva Garcia, ha coincidido en reprochar la "falta de concreción" en los plazos para aplicar las medidas de ajuste, al mismo tiempo que ha considerado que el cambio de actitud está motivado por las protestas, aunque en el fondo el objetivo es seguir con la hoja de ruta marcada.

"Salud aplicará un paquete de medidas para recortar el déficit pero no sabemos ni cuándo ni cómo", ha lamentado Garcia, que también se ha mostrado contraria al cierre de quirófanos y plantas hospitalarias, el aumento de las listas de espera y el despido de profesionales.

También en declaraciones a Europa Press, la portavoz de ICV-EUiA, Laia Ortiz, ha explicado que durante la reunión mantenida este viernes con el conseller le han hecho llegar una serie de medidas que, a su juicio, permitirían reducir el gasto sin la "alarma" creada por los anuncios, y que pasarían por una mejora de la transparencia y la eficiencia.

Ortiz ha coincidido en achacar el anuncio de la Conselleria de que deja para más adelante la aplicación de las medidas más peliagudas a una estrategia más política que sanitaria, que antepone los "cálculos electores".

En la misma línea, Carme Capdevila (ERC) ha culpado a Salud de seguir una "operación de maquillaje" ante la proximidad de los comicios locales y, aunque ha dicho que aspiran a consensuar algunos ajustes, ha sospechado que la intención del Govern es realizar los mismos recortes, aunque más diluidos en el tiempo.

Capdevila, en declaraciones a Europa Press, ha lamentado asimismo que en todo momento se ha centrado el problema en la disminución del presupuesto, sin haber valorado la posibilidad de tomar medidas para aumentar los ingresos.