La mitad del coste sanitario se produce tras los 65 años

Actualizado 24/05/2012 16:04:30 CET
Ponencia Sobre Las Tecnologías En La Medicina Personaliza
EUROPA PRESS

El foro MIHealth destaca la importancia de la imagen para avanzar en medicina personalizada

BARCELONA, 24 May. (EUROPA PRESS) -

La mitad del coste sanitario que tiene la atención de un ciudadano medio a lo largo de su vida en los países desarrollados se produce a partir de los 65 años, una tendencia que se ve reforzada con el aumento de la demanda propio del envejecimiento de la población.

Así lo ha puesto de relieve el presidente de General Electric Healthcare para España y Portugal, Luis Campo, en el marco de una sesión sobre la aplicación de las tecnologías a la medicina personalizada, celebrada este jueves en el foro MIHealth.

Asociado al envejecimiento de la población, los expertos calculan que la incidencia del cáncer aumentará un 50% en la próxima década, mientras que los casos de Alzheimer crecerán un 400% hasta 2050, una combinación de factores que, junto a la actual crisis económica, dibujan un panorama de "tormenta perfecta".

Por ello, tal y como ha expresado el director del Centro de Diagnóstico para la Imagen y médico del Hospital Clínic de Barcelona, Luis Donoso, los avances en la imagen médica se revelan como un factor "clave" en la detección y prevención de enfermedades futuras.

Los expertos han destacado que los marcadores genéticos pueden ofrecer pistas sobre la predisposición de una persona a sufrir ciertas enfermedades, si bien la introducción de imágenes se revela como "clave" para ahondar en esta senda, pero también para llevar a cabo los tratamientos adecuados y comprobar su efecto.

"¿Qué es más personal que una imagen?", se ha preguntado por su parte el jefe del Departamento de Radiología en el Hopital Erasmus de Rotterdam (Holanda), Gabriel Krestin, quien ha puesto como ejemplo del potencial de este campo en el hecho de que el hipocampo del cerebro sufre alteraciones perceptibles cuando se desencadena el Alzheimer.

Krestin ha considerado que mejorar e implantar la imagen médica puede conllevar aumentos de costes a corto plazo, pero se ha mostrado convencido que a la larga "traerá beneficios", y ha señalado entre los mayores nichos de ahorro la posibilidad de no aplicar tratamientos a pacientes a los que se sepa en un futuro que no le servirán de nada.

La mañana de este jueves ha contado también con conferencias acerca del proceso de la innovación, la sostenibilidad a través de colaboraciones innovadoras y la explicación de un "caso de éxito" en EE.UU., el de Kaiser Permanente, basado en la aplicación de la telefonía móvil inteligente para mejorar la relación entre médicos y pacientes.

Asimismo, el físico de la Universidad de Notre Dame, Alberto-László Barabási, ha comparado el funcionamiento de una red con el desarrollo de la enfermedad del cáncer, y ha apostado por la detección de los nódulos principales por los que pasa la información más relevante para abordar con más garantías estas patologías en el futuro.