Cataluña.- El ICS deberá pagar 9.000 euros a la familia de un fallecido en la ducha del Hospital de Bellvitge

Actualizado 16/09/2010 17:20:50 CET

Llamaron a la familia para avisar de que se había "escapado" del centro

BARCELONA, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia de Barcelona ha condenado al Institut Català de la Salut (ICS) a indemnizar con 9.000 euros a la familia de un hombre que falleció de un ataque de corazón en la ducha de la planta de cardiología del Hospital de Bellvitge. Los enfermeros llamaron a la familia para informar de que se había escapado del hospital pero ésta encontró el cadáver en la ducha de la planta donde estaba ingresado.

Los hechos ocurrieron el 22 de septiembre de 2004, cuando Miguel S.M. fue ingresado en el hospital de Bellvitge para que le practicaran unas pruebas para un futuro trasplante de corazón. Sobre las 23 horas, la familia recibió la llamada de uno de los enfermeros, informándoles de que el paciente se había "escapado" del centro.

Al llegar a la planta, mientras la hija se dirigía a la habitación, la mujer del fallecido abrió la puerta de la ducha, situada enfrente del mostrador de la enfermería, y encontró muerto a su marido.

Según el alto tribunal, el fallecimiento de la víctima no guarda relación con la actividad del hospital --tal y como aseguraba la familia-- ya que consta que el paciente se encontraba bien después de las pruebas y no estaba ingresado para una intervención inmediata.

Además, no se ha acreditado que avisara al personal de que se iba a duchar. La puerta de la ducha permaneció cerrada con el rótulo 'libre' y no se activó la alarma interior. Considera que era "imposible prever el problema físico que provocó la muerte" de la víctima, por lo que no puede imputarse negligencia ni descoordinación.

Sin embargo, considera que sí existen daños morales y psíquicos sufridos por los familiares desde que fueron avisados de que el paciente se había escapado.

Al llegar a la planta de cardiología, el enfermero confirmó la noticia a la hija y la mujer del fallecido, y explicó que se había activado el protocolo previsto para estos casos. Minutos después la mujer encontró el cadáver.

La Audiencia ve "evidente" que el funcionamiento del servicio fue "deficiente" y considera que resulta "elemental" que a la hora de iniciar una búsqueda se registren "con minuciosidad" todas las dependencias de la propia planta --12 habitaciones y una ducha--.