Actualizado 03/01/2011 13:09 CET

Los farmacéuticos advierten de que el camino para abaratar costes en farmacia termina con la monodosis

Se muestran expectantes con la aplicación del proyecto

BARCELONA, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Barcelona (COFB) y del Consejo de Colegios de Farmacéuticos de Cataluña, Jordi De Dalmases, ha advertido al Gobierno central de que el camino para abaratar costes en el sector de la farmacia ha terminado con el proyecto de monodosis, que entrará en vigor el primer semestre de este año.

En declaraciones a Europa Press, De Dalmases ha aseverado lo siguiente: "Estamos al final de la calle, el camino ha terminado, porque no se pueden abaratar más los costes en todo el recorrido que siguen los fármacos", desde su producción, distribución y venta en el establecimiento de farmacia.

En cualquier caso, se ha mostrado "expectante" con el proyecto de la unidosis del Ejecutivo, para adaptar los envases a la duración de los tratamientos, y de esta forma poder dispensar una sola pastilla de paracetamol para un dolor de cabeza puntual, en lugar de una caja entera.

Todo con el objetivo de reducir el gasto farmacéutico y evitar el dispendio de medicamentos, que a menudo caducan en los botiquines de los pacientes. "Será útil según el modo en que se aplique" el proyecto, acorde con la regulación más específica que deberá aprobar el Ministerio de Sanidad, a la luz del proyecto.

"Nos encontrarán en cualquier medida para un buen uso del medicamento, pero falta saber cómo se adecuarán los envases de los fármacos, porque por ejemplo los 'blisters' no se pueden desprecintar", ha precisado De Dalmases.

El líder de los farmacéuticos ha celebrado que el nuevo conseller de Salud de la Generalitat, Boi Ruiz, es un "gran conocedor" del sector y del ámbito de la gestión. Se ha mostrado a favor de que el nuevo conseller abogue por un replanteamiento del sistema público de salud para que deje de gastar más de lo que ingresa, y ha defendido que se contemplen vías como el copago o la revisión de la cartera de servicios.

No ha defendido de forma especial ninguna de las fórmulas citadas, pero sí una revisión profunda de la situación para afrontar de forma contundente el principal problema que adolece el sistema sanitario: el déficit de recursos y las expectativas crecientes de la población.