Cataluña.- AMP.- Salud ahorrará 562 millones y confía llegar al 10% del recorte negociando con el sector

Actualizado 27/04/2011 18:30:20 CET
EUROPA PRESS

La Conselleria cree que pagando un 2% menos por los servicios se mantendrá la actividad

BARCELONA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Salud de la Generalitat de Cataluña ha acordado este miércoles las medidas pertinentes para lograr un ahorro de 562 millones de euros en el presupuesto del departamento mediante una serie de medidas que se aplicarán en una primera fase, y deja para un futuro negociar con el sector el objetivo de los 1.000 millones para alcanzar el 10% de recorte del presupuesto.

Según ha explicado en rueda de prensa el director del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), Josep Maria Padrosa, la primera fase de los recortes se concreta en gran parte con una reducción del 2% "lineal" en las tarifas que se pagan por cualquier acto asistencial a todos los proveedores de servicios de salud, además de la eliminación de programas específicos establecidos en los años anteriores y que estaban orientados al cumplimiento de objetivos concretos.

Esta reducción permite, según Padrosa, ahorrar 220 millones de euros, a los que se deben sumar los 230 millones que Salud confía en ahorrar de la partida farmacéutica a lo largo de este año; los 70 millones derivados de la paralización de algunas inversiones previstas, y los 42 procedentes de la simplificación del 25% de la estructura administrativa de la Conselleria y el CatSalut.

Padrosa ha insistido en que el ajuste está pensado para que tenga "la menor repercusión posible" en el ciudadano, con el objetivo de que en ningún caso disminuya la calidad asistencial y se garantice el triángulo que forman las urgencias, la atención primaria y el tratamiento de las patologías más graves, tal y como acordó el Govern en el Consell Executiu del 12 de abril.

En la misma línea del discurso mantenido por el conseller Boi Ruiz, ha precisado que las medidas que se toman son imprescindibles para garantizar la continuidad del sistema, y ha apelado a la voluntad negociadora de hospitales y trabajadores para lograr llegar a la reducción del 10% del presupuesto.

EL PLAN DE LOS 1.000 MILLONES

Padrosa ha explicado que el plan de la Conselleria pasa por reducir un 7,3% la partida de 6.800 millones que se destina a la compra de servicios asistenciales, lo que supone unos 550 millones de euros de los que, según ha explicado, reducir un 2% la tarifa y eliminar ciertos programas permite alcanzar los 220 millones.

A partir de esta cifra, el departamento abre una negociación con el sector para intentar ahorrar la cantidad restante, ya que parece que su aplicación pasa necerasariamente por una reducción de la actividad asistencial, que en cualquier caso la Conselleria repite que sería puntual y en aquellos aspectos que sean menos graves.

El plan de los 1.000 millones de euros se complementa con los 230 millones de farmacia --una reducción de alrededor del 12% de los 2.200 millones del presupuesto, y que en el primer trimestre ya ha alcanzado el 8%--, además de la reducción de inversiones y administración.

Asimismo, el departamento ha recordado que existen otros 150 millones de euros correspondientes a partidas que adeuda el Gobierno por prestaciones transferidas sin presupuesto adicional --como el caso del aborto--, o por la atención que se hace en Catalunya de pacientes de otras comunidades autónomas, una cantidad que asimismo aspira a recuperar.