Actualizado 03/01/2011 14:06 CET

Lamata destaca la "razonable normalidad" en la aplicación de la ley antitabaco

TOLEDO, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Salud y Bienestar Social de Castilla-La Mancha, Fernando Lamata, ha destacado la "razonable normalidad" en la aplicación de la Ley Antitabaco en la región desde su entrada en vigor este domingo y ha afirmado que únicamente ha habido tres incidentes destacables.

Así lo ha asegurado Lamata a preguntas de los medios durante la presentación de los resultados del último barómetro sanitario de Castilla-La Mancha correspondiente a noviembre de 2010, donde ha confiado en que el sentido común y el respeto entre unos y otros prime en la aplicación de esta norma.

El consejero ha querido recordar también la "razonable normalidad" en la aplicación de la Ley desde el inicio de su puesta en marcha y ha asegurado que "las primeras horas de aplicación de la Ley así lo indican".

INCIDENTES

Sobre los incidentes, Lamata ha concretado que en las rondas de contactos mantenidas con las distintas Delegaciones de la Consejería y las oficinas de consumo se ha registrado un incidente en un bar de la Comunidad Autónoma que se resolvió en el teléfono del consumidor, así como dos incidentes en centros sanitarios con personal sanitario y familiares a los que se les ha llamado la atención por no estar pendientes de la norma.

El titular de Salud y Bienestar Social ha sido también preguntado por el presupuesto que el Gobierno regional gasta en tratamientos para dejar de fumar, asegurando que la cifra concreta no tiene un único componente porque la actuación va desde el trabajo en la Atención Primaria al trabajo en las unidades especializadas, en los tratamientos de deshabituación o en los programas de salud pública.

Es por ello por lo que no ha podido facilitar una cifra exacta al ser "muy diverso" el paquete de programas que existen en la región destinados a esta incidencia. Sin embargo ha señalado que, al ser el problema de salud más importante de la región y del país, el profesional sanitario dedica "buena parte de su tiempo" a problemas derivados del consumo de tabaco.