Los casos de diabetes en el embarazo han aumentado en los últimos años debido a la obesidad juvenil

Actualizado 22/10/2008 22:26:07 CET
- EP

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los casos de diabetes en el embarazo han aumentado en los últimos años debido a la obesidad juvenil, llegando a afectar aL 8,6 por ciento de las mujeres gestantes, según informó hoy el jefe del servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario La Paz, el doctor Luis Felipe Pallardo.

Este experto, que ha participado en la elaboración del libro 'Diabetes y Embarazo', explicó que el problema de la diabetes y el embarazo hay que abordarlo médicamente ya que, de no ser controlado, tiene consecuencias para la madre y para el bebé.

"Aunque la madre no tiene ningún síntoma, en estos casos los niños pueden pesar más de los normal al nacer, hay mayor frecuencia de cesáreas, y un discreto aumento de malformaciones congénitas que, no obstante, dependerán también del nivel de gravedad de la diabetes", advirtió. Además, los hijos son proclives a desarrollar diabetes y/u obesidad en la adolescencia o vida adulta y las madres tienen un alto riesgo de padecer diabetes a largo plazo.

La diabetes gestante solo puede ser detectada a través de una prueba que se realiza de manera sistemática y rutinaria en todas las mujeres embarazadas durante el segundo trimestre y a través de una sobrecarga oral de glucosa.

"En algunos casos se descubre que la mujer ya era diabética antes del embarazo pero que, de no realizarse la prueba, la enfermedad hubiera pasado desapercibida; y, en la mayor parte, se trata de mujeres que sólo padecen la diabetes durante el embarazo (diabetes gestante)", señaló en declaraciones a Europa Press.

En el caso de las mujeres que sufren diabetes gestante sólo un 15 por ciento desarrollará después una diabetes leve o una pequeña alteración. El resto, tras el embarazo, no sufrirá ninguna alteración, lo cual no quiere decir que en unos años no puedan desarrollar la enfermedad.

MÁS PROBABILIDAD DE SUFRIR DAÑOS MÁS TARDE

De hecho, según aseguro este experto, "pasados los años tienen más probabilidad de desarrollar de manera definitiva una alteración diabética que una mujer que no ha tenido diabetes gestacional".

En cuanto al aumento de la diabetes, el condicionante básico es la obesidad, que cada vez afecta a una edad más temprana y, por tanto, a un mayor número de mujeres en edad de ser madres. "Si una mujer de por si es obesa y se queda embarazada tiene posibilidades de sufrir diabetes, ya que el embarazo es un empujón más añadido a la enfermedad".

Por tanto, a su juicio, la única herramienta útil contra la diabetes gestante es "luchar contra la obesidad". Para ello recomendó una buena alimentación antes y después del embarazo, que ayude a la madre a mantener su peso, y, por otra parte, revisiones constantes con los especialistas.

"Sólo con el codo a codo del diabetólogo y obstetra en el control de la paciente diabética gestante y con la correspondiente asistencia neonatológica al final del embarazo estaremos proporcionando una óptima asistencia a estas mujeres", afirmó.

LIBRO 'DIABETES Y EMBARAZO

Este experto, junto con otros especialistas en Endocrinología y Obstetricia del mismo centro hospitalario son los coordinadores del nuevo tratado médico, editado con el apoyo de Laboratorios Lilly, que supone una contribución a la enseñanza de la diabetes gestacional, una de las causas más frecuentes de alteraciones médicas durante el embarazo.

Durante 27 capítulos, el manual recoge ampliamente todos los aspectos relacionados con el diagnóstico, el control metabólico y obstétrico de la gestante diabética, así como el seguimiento posparto de la madre e hijo.

"Tras las ediciones de 1984 y 1999, este nuevo tratado ofrece amplias novedades y profundiza en aspectos de especial interés hoy en día en el cuidado de la gestante diabética como son, entre otros, la detección de diabetes gestacional, las malformaciones congénitas, el uso de "bombas de infusión de insulina" o la evolución metabólica posparto", explicó.