Publicado 04/08/2020 14:28:43 +02:00CET

Casi 50.000 personas son tratadas al año por abuso de drogas ilegales

Cocaina
Cocaina - FLICKR/IMAGENS EVANGÉLICAS/ CC BY 2.0 - Archivo

Hasta 732 muertos por sustancias psicoactivas

MADRID, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

En 2018 se registraron 47.972 admisiones a tratamiento por abuso o dependencia de drogas ilegales, en comparación con las 46.799 de 2017, y más de la mitad (53,6%) eran admisiones por primera vez en la vida, según datos del informe 2020 'Alcohol, tabaco y drogas ilegales en España' del Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones, perteneciente al Ministerio de Sanidad.

La cocaína se mantiene como la droga ilegal que causó un mayor número de admisiones a tratamiento (43,7% del total), seguida del cannabis (28,1%) y los opioides (23,7%). El cannabis venía siendo la sustancia que más primeras admisiones a tratamiento generaba; sin embargo, en 2017 la cocaína superó en número de admisiones al cannabis, situación que se confirma en 2018, situándose como la sustancia ilegal que mayor número de primeras admisiones a tratamiento causó (44,1%), seguida del cannabis (38,5%) y de los opioides (11,7%).

Siguiendo las tendencias que venían observándose, en 2018 la mayoría de los pacientes admitidos a tratamiento por abuso o dependencia de drogas ilegales fueron varones (83,2%). La edad media fue de 35,5 años, sin claras diferencias según el sexo y similar a la de años anteriores. La edad media entre las primeras admisiones a tratamiento fue de 32,5 años. En 2018, 5.223 personas se habían inyectado alguna vez en la vida, confirmando la tendencia descendente desde que se inició su registro en los años noventa y alcanzando la cifra más baja de la serie histórica.

Se registraron 20.981 admisiones a tratamiento por cocaína, de las cuales 18.240 eran por cocaína polvo y 2.732 por cocaína base. En 2016 se registró un repunte en el número de primeras admisiones por cocaína. En 2018 se ha confirmado este repunte (10.871), que posiciona a la cocaína como la sustancia responsable de mayor número de primeras admisiones a tratamiento.

El número total de admisiones a tratamiento por consumo de cannabis en el año 2018 fue de 13.459, cifra ligeramente superior a 2017 y similar a la de 2016. Evolutivamente, el número de admitidos a tratamiento por consumo de esta sustancia muestra una tendencia claramente ascendente hasta 2013, iniciando en 2014 una tendencia descendente hasta 2017; en 2018 se observa un ligero ascenso respecto al año anterior. El ascenso se produce tanto en las primeras admisiones como entre las personas con tratamiento previo.

El informe resalta el peso del cannabis entre los menores de edad que acuden a tratamiento por abuso o dependencia de sustancias psicoactivas en España. Así, el 96,8 por ciento de todos los menores de 18 años que se han tratado por consumo de drogas ilegales en 2018 en España lo han hecho por problemas asociados al consumo de cannabis.

En cuanto a la heroína, el número de admitidos a tratamiento fue de 10.086 en 2018, confirmándose la tendencia descendente iniciada en 2010. "Esta tendencia se justifica tanto por la disminución del número de personas admitidas a tratamiento que ya habían sido tratadas anteriormente por esta sustancia (7.530 personas), como por los admitidos por primera vez (2.223 personas)", explica el documento.

732 MUERTOS POR SUSTANCIAS PSICOACTIVAS

El informe, al que ha tenido acceso Europa Press, también recoge que en 2018 se notificaron al Registro Especifico de Mortalidad un total de 732 defunciones por reacción aguda a sustancias psicoactivas. El 18,4 por ciento mostraron evidencias de suicidio, estabilizándose los fallecidos con evidencia de suicidio en los últimos 3 años.

La edad media de los fallecidos se sitúa en los 44,9 años, mostrando una tendencia ascendente desde 2003. El texto explica que esta tendencia "podría estar en relación con el hecho de que en la mayoría de las defunciones están presentes los opioides y es conocido el envejecimiento de la cohorte de los consumidores de esta droga". Así, en 2018 más de la mitad de los fallecidos superaban los 40 años (72,3%).

El 81,6 por ciento de las defunciones fueron en hombres, un predominio masculino que ha estado presente a lo largo de toda la serie histórica. El perfil más frecuente de muerte por reacción aguda a sustancias psicoactivas es el de un varón con 44 años, soltero, que no fallece debido al agravamiento de patología previa en relación con el consumo de sustancias psicoactivas, que ha consumido recientemente alguna sustancia pero que no muestra signos de venopunción, y en cuyo análisis toxicológico aparece más de una sustancia psicoactiva (preferentemente, hipnosedantes, cocaína y opioides). Este perfil se viene manteniendo estable en los últimos años.

Evolutivamente, se observa una disminución de la presencia de hipnosedantes, que se detecta en el 63,2 por ciento de los fallecidos y un aumento de la cocaína, que aparece en el 61,6 por ciento de los casos. Los opioides mantienen presencia entre los fallecidos, detectándose en el 58,6 por ciento de los casos notificados. La presencia del alcohol aumenta en 2018, alcanzando su valor más alto desde el inicio de la serie histórica (47,5%). Por último, el cannabis se detecta en el 24,8 por ciento de los fallecidos, mostrando cierta tendencia ascendente, ya que se ha registrado el valor más alto de la serie histórica.

En 2018 se detectaron opioides en el 58,6 por ciento de las muertes por reacción aguda a drogas. La metadona ha estado presente en el 32,4 por ciento de los fallecidos en 2018, siendo en el 19,2% de los casos el único opioide, independientemente de que se identificasen otras sustancias de otros grupos. Los opioides, identificados como sustancia única en los fallecidos, vienen manteniendo una tendencia general descendente que se ha estabilizado en el 1,8 por ciento en los últimos años.

La cocaína está presente en 2018 en el 61,6 por ciento de las muertes por reacción aguda a drogas. Entre los fallecidos en los que se identifica cocaína, los opioides están presentes en el 56,5 por ciento. Solo en el 8,9 por ciento de los fallecidos en los que se detecta cocaína, esta es la única sustancia detectada.

"Se puede afirmar que los opioides continúan teniendo una presencia muy significativa entre los fallecidos, especialmente en combinación con otras sustancias. También se puede afirmar un aumento evidente del número de fallecidos en los que se detecta cocaína, la evolución temporal sugiere un aumento de la presencia de cocaína entre los fallecidos sin necesidad de que desempeñe un papel de acompañante de los opioides", argumenta el texto.

El cannabis está presente en el 24,8 por ciento de las muertes por reacción aguda a drogas. En 2018 se notificaron 163 defunciones en las que el cannabis estaba presente. "Viene mostrando una presencia cada vez mayor entre los fallecidos de los últimos años, apareciendo habitualmente en combinación con otras sustancias (hipnosedantes, opioides, cocaína y alcohol) pero nada permite suponer que esta sustancia haya contribuido a la muerte", concluyen.

Para leer más