Casi 300 fármacos son más caros con receta que sin ella para 1,8 millones de catalanes

Actualizado 31/07/2012 18:34:29 CET
EUROPA PRESS

El 1 de agosto entra en vigor el nuevo copago para la población activa catalana

BARCELONA, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 300 fármacos resultan más caros para 1,8 millones de catalanes --el 33% de la población activa, en ningún caso pensionistas-- en caso de que se adquieran con receta, como resultado de la doble imposición que supone el nuevo copago farmacéutico decretado por el Gobierno y el euro por receta instaurado por la Generalitat.

Fuentes de la Conselleria de Salud han admitido a Europa Press esta situación, que el departamento analizará y se plantea resolver a final de año cuando haga el balance de los primeros seis meses de la instauración del euro por receta en Cataluña.

La excepcionalidad de los fármacos más caros se da en las medicinas que cuestan entre 1,68 y 1,99 euros para todas las rentas superiores a los 18.000 euros anuales --que con el nuevo copago pasarán a costear el 50% de las recetas--, ya que el llamado 'tique moderador' que grava la dispensación de recetas no se aplica para los fármacos de menos de 1,67 euros.

La Conselleria de Salud ha precisado que entre enero y mayo de este año el número de fármacos afectados prescritos a este grupo de población fueron un total de 251, lo que supone el 1,6% de los envases recetados en cinco meses, y el 0,55% de los prescritos por mes.

Según apuntan otras fuentes farmacéuticas consultadas por Europa Press, en esta franja de precios, según consta en la lista de fármacos financiados por el Sistema Nacional de Salud (SNS) a través de las oficinas de farmacia, se encuentran unas 490 medicinas, de las que las más comunes son diversas presentaciones de paracetamol, ibuprofeno y del mucolítico ambroxol.

A pesar de esta dualidad, tan solo una cincuentena de estas medicinas se pueden adquirir sin receta en las farmacias, lo que conlleva que, en la práctica, uno de cada cuatro catalanes tenga que pagar más por sus medicinas de lo que en realidad cuestan, si bien también es cierto que esta cantidad no supera los 20 céntimos de euro.

De hecho, el departamento ha "minimizado" esta afectación, alegando que en una situación extrema una persona afectada a la que fueran recetados 36 fármacos de este rango de precio hasta final de año --tope máximo de cobro de la tasa por receta para 2012 -- pasaría a pagar 1,02 euros de más mensuales hasta final de año.

A la lista, en todo caso, faltaría restar algunas de las medicinas incluidas en el nuevo decreto del Gobierno que prevé dejar de financiar más de 400 fármacos, presumiblemente a partir de septiembre, aunque los cambios constantes que se suceden en una lista que contiene 14.000 nombres hacen que estas cifras sean fluctuantes.

El nuevo copago prevé que las rentas de menos de 18.000 euros anuales sigan pagando el 40% del precio del fármaco, entre 18.000 y 100.000 euros paguen el 50% --es este grupo el que paga más por las medicinas con receta que sin ella-- y las superiores a 100.000 euros hasta el 60%.

Este último grupo, que incluye tan solo a 57.000 catalanes, pagarían más con receta que sin receta en otros 700 fármacos adicionales, aquellos que van desde los 2 hasta los 2,44 euros y que incluyen el omeprazol y diferentes antibióticos utilizados para la infección de orina.

1 DE AGOSTO

Asimismo, Salud ha avanzado que el próximo 1 de agosto entrará en vigor el nuevo copago del Gobierno central para la población activa catalana, que a partir de esa fecha empezará a pagar en una única factura el nuevo baremo, sin retrasar el pago del nuevo concepto al mes siguiente, como sí seguirán haciendo los pensionistas hasta octubre.

La imposibilidad de sincronizar a tiempo los diferentes sistemas informáticos y la voluntad del departamento de que la población no avance más dinero del que le corresponde llevó a Salud a retrasar el pago del incremento de la aportación.