Actualizado 26/06/2013 16:30:48 +00:00 CET

Casi el 30% de pacientes con patología musculoesquelética no deberían ser tratados con antiinflamatorios no esteroideos

Curso de Medicina Biorreguladora de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

Casi el 30 por ciento de los pacientes con patología musculoesquelética no deberían ser tratados con antiinflamatorios no esteroideos "debido a sus interacciones", según ha señalado el moderador del curso 'Formación en Medicina Biorreguladora: Patología Músculoesquelética', el doctor José Gómez Marín.

A su juicio, y tal y como ha expuesto en este evento organizado por la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), es necesario apostar por los medicamentos de acción biorreguladora, especialmente para pacientes crónicos y pluripatológicos, ya que "carecen de los efectos secundarios e interacciones de los antiinflamatorios tradicionales".

Gómez Marín, que sostiene que "entre un 20 por ciento y un 30 por ciento de las consultas de Atención Primaria en España están relacionadas con patología del aparato locomotor", indica que éstas se producen "en relación con la edad o lesiones por sobreuso". Además, subraya que sus afectados "son, en su mayoría, personas mayores polimedicadas".

Por ello, y debido a que muchos de ellos deben utilizar tratamientos para el dolor y la inflamación de forma crónica, destaca que la medicina biorreguladora es una opción "segura y eficaz". Estos fármacos están especialmente indicados en pacientes crónicos y en pluripatológicos, a tenor de la falta de efectos adversos que representan.

LA MAYORÍA DE LOS PACIENTES TIENE MÁS DE 50 AÑOS

En referencia a la elevada edad de los pacientes, el experto insiste en que "la mayoría de ellos sobrepasan los 50 años", motivo por el cual "muchos de ellos tienen problemas metabólicos como hipertensión, obesidad, problemas de colesterol o diabetes". Debido a ello, destaca que los tratamientos para estas patologías "pueden interaccionar con los antiinflamatorios no esteroideos y contrarrestar sus efectos".

Como ejemplo, Gómez Marín afirma que los pacientes con cardiopatía crónica o hipertensión que tomen estos medicamentos "pueden sufrir un aumento de su patología de base". Ante ello, la medicina biorreguladora ofrece a los profesionales la posibilidad de tratarles de forma integral "y adaptarse a sus necesidades con la menor agresión posible a su organismo", asegura.

Por todo lo expuesto, la Federación Española de Medicina del Deporte (Femede) ha elaborado un documento de consenso en el que recomienda la medicina biorreguladora para el dolor y la inflamación en lesiones deportivas.

Ésta favorece y estimula los mecanismos de recuperación natural del tejido lesionado y "consigue controlar en algunos el proceso degenerativo articular", manifiesta el vocal de la federación, el doctor Fernando Jiménez Díaz.

(EUROPA PRESS SALUD)

SL SLA 20130626134635 JMLM