Cardiólogos critican el uso limitado de los nuevos anticoagulantes orales

Actualizado 19/10/2012 12:57:10 CET

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

Expertos en cardiología, reunidos en el Congreso de la Sociedad Española de Cardiología, han denunciado el limitado uso de los nuevos anticoagulantes orales y el impedimento de algunas comunidades autónomas (CCAA) para su prescripción en Atención Primaria, pese a las actuales recomendaciones del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad sobre su uso preferente.

Según los expertos en cardiología, esta "delicada" situación por la que atraviesa la prescripción de los nuevos anticoagulantes orales en España plantea un debate de gran calado socio-económico y sanitario. En concreto, los cardiólogos han comentado que en el caso de 'Pradaxa' (dabigatrán etexilato), a pesar de haber superado con éxito el proceso de autorización y de contar con un amplio aval científico de eficacia y seguridad, su precio en comparación con los anticoagulantes clásicos comercializados está "obstaculizando" que los pacientes con fibrilación auricular no valvular puedan acceder a él.

"Es el único que ha demostrado ser superior de forma significativa en la prevención del ictus isquémico y hemorrágico, con reducciones muy significativas de sangrados intracraneales", han recalcado los especialistas en cardiología. En este sentido, el jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, Carlos Macaya, ha avisado de que dabigatrán etexilato está tenido una comercialización "inexplicablemente baja" en España, después de casi dos años de su autorización.

"Este hecho no se explica por la habitual inercia terapéutica y reticencia de los profesionales a introducir nuevos fármacos. Los parámetros habituales de eficacia clínica, seguridad, comodidad y coste-efectividad respaldarían una utilización mayor de este anticoagulante", ha recalcado.

En este sentido, el especialista ha lamentado que las autoridades sanitarias sólo estén teniendo en cuenta los costes a corto plazo y el precio unitario de estos nuevos fármacos, "sin valorar" otros aspectos cruciales vinculados a la eficiencia del tratamiento.

"La evaluación científica de los nuevos anticoagulantes --además de ser consistente para todos ellos-- es positiva, recibiendo las máximas recomendaciones de uso y con las mejores evidencias; es más, según las rigurosas guías NICE, son fármacos coste-efectivos", ha recalcado.

LOS PACIENTES CON ANTICOAGULANTES CLÁSICOS ESTÁN "MAL CONTROLADOS"

En la misma línea se ha pronunciado el jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario de Santiago de Compostela y presidente electo de la SEC, José Ramón González Juanatey, quien ha asegurado que "más del 40 por ciento de los pacientes tratados con anticoagulantes clásicos están mal controlados". Un alto porcentaje que, a su entender, podría estar beneficiándose ya de los nuevos anticoagulantes orales y reducir así su riesgo de ictus.

En este sentido, el experto ha insistido en que, pese al demostrado coste-efectividad de dabigatrán etexilato en España, que coincide con las actuales recomendaciones del propio Ministerio de Sanidad para el uso preferente de este medicamento, algunas comunidades autónomas están impidiendo la prescripción de los nuevos anticoagulantes orales desde Atención Primaria.

"En algunas comunidades es necesaria la prescripción del especialista para que la administración financie el tratamiento y, desde luego, esto es inaceptable. De hecho, en otros países europeos la prescripción de los nuevos anticoagulantes orales supera el 20 por ciento, mientras que en España no se llega al cuatro. Debemos luchar para que el sistema sanitario permita la incorporación de la innovación farmacológica y se siga manteniendo la máxima excelencia asistencial", ha concluido.